Los seis jugadores y el entrenador cubano que aún no llegan a Estados Unidos difícilmente lo harán antes del partido contra México.

A esas bajas se suma la de Keilen García, quien abandonó el equipo para unirse a una historia de deserciones deportivas en busca del sueño americano.

El auxiliar técnico del equipo, Walter Benítez, confirmó el caso de García, a quien ya no vieron esta mañana para el desayuno, y explicó que la comitiva faltante tiene un problema de visas, por lo que hasta este jueves podrían viajar a Chicago, donde debutarán en Copa Oro.

“Para mañana disponemos de 16 jugadores porque esta mañana se nos ausentó un jugador en el entrenamiento, desconocemos su destino y los motivos”, explicó.

“Esperamos que mañana puedan hacer el viaje, no sabemos si llegarán a tiempo, ya estamos concentrados en lo que tenemos”.

Aceptó que la falta de tal cantidad de jugadores podrá afectarles al momento de pensar en variantes y cambios durante el partido porque incluso García iba a arrancar contra México, con la playera número 11.

“Incluso jugadores que no estaban previstos para ser titulares tendrán que hacerlo”, agregó. “Pero si a algún equipo le hubiera ocurrido esto el ánimo estaría por el piso y al contrario, los jugadores estuvieron armónicos”.

Benítez ofreció una conferencia de prensa en el Soldier Field, antes de que los jugadores reconocieran la cancha. En la misma estuvo el Capitán Jeniel Márquez, quien aceptó que de alguna manera la deserción de García les afecta en varios sentidos.

“Era un amigo, qué sé yo, pero sobre todas las cosas mientras estemos siempre unidos y concentrados en lo que queremos yo pienso que eso no nos cause ningún problema”, expresó.

Cuestionado sobre la sensación de ya no ver a García, Márquez además aclaró que la preparación ha sido sin los seis que están por llegar.

“En una sola palabra yo te diría que yo no lo haría, ni tengo por qué hacerlo”, respondió.

[MEDIOTIEMPO]

Comments

comments