Por qué en EE.UU. la inflación es un problema (aún) mayor que en otros países ricos

0
1200

Los precios aumentaron a una tasa anual del 4,7% el año pasado, más rápido que cualquier otro país del Grupo de los Siete (G7) de economías más desarrolladas, según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE). En Reino Unido, por ejemplo, la inflación fue solo del 2,5%.

El mes pasado, la inflación en EE. UU. llegó al 8,6 %, una de las tasas más altas del mundo.

Muchos de los factores que impulsaron la inflación el año pasado no fueron exclusivos de Estados Unidos, como las interrupciones de los suministros por la pandemia de covid y el aumento en los precios de los alimentos por daños en las cosechas causados por tormentas severas y sequías.

¿La razón por la que a EE.UU. le fue peor? En dos palabras: alta demanda.

Gastos gubernamentales
Al amortiguar las finanzas familiares, la ayuda, que incluía cheques directos a los hogares, ayudó a las personas a continuar comprando.

Hubo un aumento en la demanda de bienes como muebles, automóviles y productos electrónicos, y la razón fue que los consumidores redireccionaron el dinero que de otro modo podrían haber gastado en restaurantes y viajes.

Y como la demanda inusualmente alta se enfrentó a los problemas de suministro derivados de la pandemia, las empresas aumentaron los precios.

Inflación a nivel global
Un estudio reciente del Banco de la Reserva Federal de San Francisco concluyó que los paquetes de ayuda por la pandemia probablemente contribuyeron a 3 puntos porcentuales de aumento de la inflación hasta finales de 2021, un factor que explica en gran medida por qué la inflación de EE. UU. superó a la de otros países del mundo.

Oscar Jorda, asesor principal de políticas del banco y una de las personas que trabajaron en el estudio, advirtió que no se debe poner demasiado énfasis en porcentajes exactos, pero señaló que el panorama general es claro.

“Estos programas (…) fueron una inyección considerable de liquidez en los bolsillos de los consumidores en un momento en que quizás la industria no estaba preparada para responder a un aumento de la demanda”, dijo Jorda en una entrevista en mayo. Esas ayudas se tradujeron en “un gran estímulo a lo que yo llamaría inflación de impulso de la demanda”.

Respuesta lenta de la Fed
El riesgo de que los paquetes de ayuda dispararan la inflación fue planteado antes de su aprobación, sobre todo por el economista Larry Summers, de la Universidad de Harvard, asesor del Partido Demócrata desde hace mucho tiempo, así como por algunos republicanos.

Pero otros expertos, incluido el jefe de la Reserva Federal o Fed, el banco central de Estados Unidos, argumentaron que los aumentos de precios serían “transitorios” y desaparecerían a medida que disminuyeran los problemas en las cadenas de suministro relacionados con el covid.

La Fed, que lanzó sus propias políticas de estímulo al comienzo de la pandemia, tardó en responder a los aumentos de precios, incluso cuando comenzaron a modificarse las expectativas de inflación en EE.UU., dice el economista Ricardo Reis, profesor de la London School of Economics.

“Eso(el cambio en las expectativas) es lo que convirtió lo transitorio en persistente y nuevamente la Fed tardó en responder a eso”, señaló Reis.

Este miércoles la Fed anunció el mayor aumento de las tasas de interés en casi 30 años como parte de su estrategia para detener el incremento de la inflación

Dado que los hogares de EE. UU. se vieron protegidos por los cheques de estímulo, el incremento de los precios no se sintió ampliamente el año pasado como una crisis del costo de vida, a pesar de que los salarios no acompañaban la inflación.

Pero a medida que los consumidores agotaron sus ahorros, el panorama fue cambiando, creando un serio problema político para el presidente estadounidense Joe Biden, a quien los republicanos culpan del aumento de los precios.

Fuente: BBC

Comments

comments