Sin propuestas de la situación que se vive en Michoacán, programa cultural

Sin propuestas de la situación que se vive en Michoacán, programa cultural

Like
126
0
Friday, 21 February 2014
Noticias de Tierra Caliente

El Programa Sectorial de Educación y Cultura 2013-2015 Tomo II Cultura no ahonda en propuestas urgentes ante la situación de emergencia que atraviesa Michoacán, destacó el escritor Raúl Casamadrid, quien en otro sentido, celebró el trabajo realizado por algunas áreas de la Secretaría de Cultura de Michoacán (Secum).

El Programa en cuestión, señaló, “destaca con justicia que el estado de Michoacán es una referencia esencial, a nivel nacional, en la producción artística y dentro de las expresiones culturales de los mexicanos, y hace hincapié en su objetivo de instrumentar y ejecutar acciones enfocadas a la estimulación de la educación artística, el fomento del conocimiento y el cuidado del patrimonio”.

En las labores antes enunciadas, consideró que se ha destacado de forma positiva el trabajo al interior de la Secum, de cuatro de sus cinco direcciones (las de Vinculación e Integración Cultural, de Producción Artística y Desarrollo Cultural, de Formación y Educación y de Promoción y Fomento Cultural), así como la Jefatura del Centro de Documentación e Investigación de las Artes, no obstante, observó:

“Aunque el programa toca el tema de la importancia de la cultura y su difusión como elementos que contribuyen a la paz social, no lo hace con el énfasis que la situación de emergencia y alarma actual lo requieren. El estado atraviesa por una de las crisis más profundas de su historia y merece un apoyo especial”.

La instrucción del presidente de la República, Enrique Peña Nieto, en el marco del XXV Aniversario del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (Conaculta), al titular de esa instancia, Rafael Tovar y de Teresa, fue instrumentar acciones que incidieran en la paz social para Michoacán, recordó:

“En esa fecha, Peña Nieto instruyó al titular del Conaculta a que pusiera en operación de inmediato y con urgencia el Programa Cultura para la Armonía”, y sería importante, agregó, “que la ciudadanía esté informada de los avances de ese programa emergente pero, sobre todo, que el Programa Sectorial, en su capítulo de cultura, armonice verdaderamente con el apoyo que la Federación excepcionalmente ofrece”.

De forma coordinada, ejemplificó, la Secretaría de Educación Pública (SEP) y el Conaculta organizaron y presentaron a detalle el programa conmemorativo por el Centenario de Octavio Paz, ejercicio que sería práctico y necesario para el caso de la política pública que los dos niveles de gobierno, estatal y federal, pretenden aplicar en el caso del estado.

El Centenario del Premio Nobel, opinó Raúl Casamadrid, sería una buena ocasión para que el gobierno federal “echara a andar el Programa Cultura para la Armonía que tanto requiere nuestro estado”, ya que hasta la fecha, los eventos con ese motivo programados sólo se desarrollarán en el Distrito Federal, dijo, como la visita de premios Nobel de Literatura, exposiciones de obras sobre las que escribió el poeta, conferencias magistrales y mesas redondas con importantes especialistas de todo el mundo, así como la edición de miles de ejemplares con distintos títulos sobre el tema.

Por su parte, Lourdes Ortiz Esquivel, filósofa, vinculada a las artes escénicas y a la docencia en el Centro de Educación Artística Miguel Bernal Jiménez (Cedart), consideró que el Programa Sectorial en cuestión no es viable, y aunque por las condiciones que atraviesa Michoacán sin duda serán inyectados más recursos económicos, “eso no lo es todo porque no se sabe cuál es el sentido de todo eso”.

Una vez más, continuó, “omiten las necesidades de la población y se sacan de la manga proyectos que ellos suponen que responden a esas necesidades sin preguntar a los involucrados”, y por otro lado, señaló, muchos programas plasmados en el documento en mención no son otra cosa que la prolongación de las mismas políticas públicas que ya se tenían, en las cuales subyace la línea que marca el Conaculta y el gobierno federal, es decir que responden a una visión centralista que no corresponde al contexto local.

El Programa Sectorial en su tomo dedicado a la cultura aborda de modo trivial y muy superficial el tema de la seguridad, agregó, y “omite la situación de emergencia en la que está Michoacán y hubiera sido deseable que en este momento realmente se hubiera replanteado un proyecto que respondiera a la verdadera dignificación de la población, siendo el trabajo cultural y artístico de suma importancia”.

Las condiciones para esa dignificación, comentó, no se han generado ni se busca generarlas en los próximos tres años, según lo plasmado en ese Programa Sectorial, que es mucha paja y reiteración de discursos, lo cual responde a la ignorancia sobre el tema de los actores a cargo, planteó.

Más de lo mismo es lo que plantea dicho programa, con la pragmática visión del gobierno federal y sujeta a los nuevos lineamientos y esquemas que privan para otros sectores como el educativo con su reforma, es decir que se trata de un nuevo orden del lenguaje que da la apariencia de novedad pero que no lo es, ya que de fondo carece de lo sustancial, que es su fundamento, su razón de ser, su sentido en correspondencia con las reales necesidades de la población, explicó:

“Ese Programa Sectorial se convierte en un formato nuevo llenado con los mismos contenidos, viejos contenidos que se alinean a las tendencia y al lenguaje de este mundo empresarial”, concluyó.

Fuente: cambiodemichoacan.com.mx

Comments

comments