(NBAmaniacs).  – Ricky Rubio se encuentra este verano preparando el Eurobasket 2017 con España, que dará inicio el jueves 31 de agosto. El base será uno de los líderes de la selección española, en un verano diferente para él, pues desde que llegara a la NBA es la primera vez que vive en sus propias carnes un traspaso. Rubio fue enviado a los Jazz a finales del mes de junio, poniendo fin así a un periplo de seis temporadas en los Timberwolves.

“Ser traspasado no es divertido, pero estoy muy emocionado por ir a una organización que siempre creyó en mí”, aseguró el director de juego a Desert News. “Es una gran entidad de baloncesto, con una gran tradición”, apuntó Rubio sobre los Jazz.

Época terminada en los Wolves

“Fue un poco raro. Estuve seis años en Minnesota. Mi nombre estuvo en los periódicos con rumores y todo eso en los últimos dos años, pero nunca me traspasaron. Este verano, creo que era el momento. No me arrepiento. Pasé buenos tiempos en Minnesota, pero creo que era el momento para los dos lados de avanzar. Estábamos en ese punto en el que nuestra relación no funcionaba de la forma que queríamos, así que avanzamos…”, declaró Ricky sobre el que fue uno de los movimientos de este mercado estival 2017.

Rubio fue enviado a los Jazz a cambio de casi nada (una ronda futura del Draft). Minnesota deseaba liberar masa salarial para afrontar la agencia libre.

“Es increíble la confianza que ellos mostraron desde el principio”, señaló Rubio sobre los primeros contactos con Utah. “Ahora tengo que responder a esa confianza con buenos partidos. Confío en mí y he trabajado duro este verano. Creo que puedo aportar grandes cosas al equipo”.

Ricky tiene dos años de contrato con los Jazz y casi 29 millones de dólares pendientes por recibir. La 2017-18 podría ser la primera en toda su carrera en la que alcance los playoffs, algo que nunca logró en Minneapolis.

Comments

comments