Los restauranteros del Estado de México rechazan la aplicación obligatoria del alcoholímetro dentro de estos establecimientos, al señalar que lo que si aplican es el sistema de taxi seguro y servicio de choferes.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac) en la entidad, Gabriel Mancilla, detalló que el alcoholímetro es un buen programa pero sólo debe ser aplicado por la autoridad.

“No estamos de acuerdo con la aplicación como se quiere, estamos de acuerdo con el programa, estamos convencidos de que de alguna manera inhíbe y responsabiliza al cliente del consumo, pero eso lo debe aplicar la autoridad, porque nosotros como empresarios no tenemos facultades” , dijo.

Gabriel Mancilla expuso que lo que los establecimientos con venta de bebidas alcohólicas aplican es el taxi seguro y servicio de choferes para evitar que los consumidores conduzcan cuando rebasaron los grados de alcohol permitido.

Los 42 mil restaurantes que se ubican en la entidad podrían adquirir los dispositivos desechables de alcoholímetro, que tienen un costo de tres mil pesos, pero no lo aplicarían en forma obligatoria, solo voluntaria bajo consentimiento de los consumidores, dijo.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://www.eluniversal.com.mx/noticias.html

Comments

comments