Aunque continuaba estacionario, el huracán Raymond podría pasar en las próximas horas a categoría 4, advirtió este lunes el director general de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), David Korenfeld. Por tal motivo, se mantenían en alerta roja los municipios de Lázaro Cárdenas y Arteaga.

Este martes continuarán suspendidas de manera generalizada las clases en los municipios de Lázaro Cárdenas, Arteaga, Aquila y Coahuayana, informó el secretario de Gobierno, Jaime Mares Camarena, al concluir la videoconferencia en la que participó el titular de la Conagua.

Dijo que para prever riesgos, autoridades gubernamentales dispusieron la evacuación de 40 personas en la comunidad de El Habillal, y de una cifra similar de vecinos de la colonia La Huerta, en el municipio de Lázaro Cárdenas, acción que sería ejecutada por elementos del Ejército Mexicano.

Minutos antes, a través de una videoconferencia que se transmitió en instalaciones de la dirección local de la Conagua, en esta ciudad, David Korenfeld explicó que la trayectoria del meteoro, hasta ese momento de categoría 3, no se podía determinar debido a que continuaba estacionario a 170 kilómetros al Sur-Suroeste de Zihuatanejo, Guerrero, y a 180 kilómetros del Sur de Lázaro Cárdenas.

Acompañado por el titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Juan José Guerra Abud, detalló que si llegara a convertirse en huracán categoría 4, Raymond podría generar vientos máximos sostenidos entre 210 y 250 kilómetros por hora.

Sostuvo que mientras el fenómeno natural mantuviera una trayectoria incierta, no dejaría de representar un peligro para la zona comprendida desde Tecpan de Galeana, Guerrero, hasta Lázaro Cárdenas, Michoacán.

Detalló que el huracán tenía un tamaño aproximado de 550 kilómetros, y en el transcurso de las siguientes 26 horas, circularía paralelo a la Costa y podría virar al Oeste, pero insistió en que mientras ello no pasara persistía la posibilidad del desprendimiento de bandas nubosas que ocasionan lluvias intensas.

Once presas del estado, rebasaron su capacidad de almacenamiento

De las 26 presas del estado a cargo de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), once superaban el cien por ciento de su capacidad, con corte al 20 de octubre del presente año.

Según datos proporcionados por la dirección local de la Conagua, siete de las presas que rebasaron sus límites de almacenamiento se ubican en la región Balsas, que hasta esa fecha reporta un almacenamiento global del 79.9 por ciento.

Esas presas son: Los Olivos (102.6 por ciento), Zicuirán (101.9 por ciento), Chilatán (101.1 por ciento), Agostitlán (102.7 por ciento), Pucuato (101.5 por ciento), Sabaneta (101.4 por ciento), Francisco J. Múgica (101.4 por ciento). Esta última con corte al 17 del presente mes.

Las demás presas ubicadas en esta misma región reportan volúmenes superiores al 70 por ciento: El Bosque, 97.4; San Juanico, 72.4; Infiernillo, 77.9; y la Villita, 86.4.

En el mismo periodo (enero-20 de octubre) las presas de la región Lerma-Santiago-Pacífico se señalan en lo global a un 76.7 por ciento de su capacidad de almacenamiento. De quince presas situadas en esta zona, cuatro se reportan al límite de su capacidad: Cointzio (100 por ciento), Tercer Mundo (101.5), Barraje Ibarra (105.6), y Urepetiro (101.2).

El almacenaje de las restantes, en términos porcentuales, es el siguiente: Laguna del Fresno, 99.5; Malpais, 89.5; Aristeo Mercado, 78.7; Tepuxtepec, 76.7; Melchor Ocampo, 73.8; Gonzalo, 70.4; Jaripo, 60; Tarecuato, 50.5; Los Ángeles, 48.4; Copándaro 35.1; y, A. Guaracha, 34.5.

Sobre este tenor, el director local de la Conagua, Oswaldo Rodríguez Gutiérrez, indicó que las extracciones controladas de 5 metros cúbicos por segundo que iniciaron la mañana del domingo en la presa Cointzio, se incrementaron a 10 metros cúbicos ese mismo día por la noche, y ayer a las 9:00 horas subieron a 15 metros cúbicos por segundo, volumen que a partir de las 18:00 horas disminuyó nuevamente a 10 metros cúbicos por segundo.

Aseguró que pese a dichos desfogues, realizados con el propósito de generar un espacio de almacenamiento para 2 millones de metros cúbicos, no hay riesgos de inundaciones en la ciudad de Morelia.

Indicó que en la presa de Infiernillo, que se sitúa en la zona de alerta de la cuenca Baja del Balsas está al 78 por ciento, por lo que no se había presentado la necesidad de efectuar alguna extracción de volúmenes.

Con alta vulnerabilidad, seis municipios michoacanos

Seis municipios michoacanos se clasifican de alta vulnerabilidad ante las afectaciones por el huracán Raymond, y 34 más son considerados en vulnerabilidad media.

De acuerdo al Servicio Meteorológico Nacional (SMN) los municipios de alta vulnerabilidad son: José Sixto Verduzco, Puruándiro, Angamacutiro, Penjamillo, Apatzingán y Aquila.

En vulnerabilidad media se ubican: La Piedad, Tanhuato , Yurécuaro, Briseñas, Ixtla, Cojumatlán de Régules, Zamora, Cuitzeo, Sahuayo, Contepec, Maravatío, Jacona, Tangamandapio, Copándaro, Zinapécuaro, Zacapu, Huaniqueo, Morelia, Queréndaro, Ocampo, Uruapan, Pátzcuaro, Juangapeo, Nuevo Parangarícutiro, Tacámbaro, Tiquicheo, Ario de Rosales, Gabriel Zamora, Aguililla, Coalcomán, Churumuco, Coahuayana, Huetamo y Lázaro Cárdenas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://www.cambiodemichoacan.com.mx/index1

Comments

comments