En Michoacán se han logrado contener los delitos graves así como reestructurar la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE) y la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) con impacto positivo en la impartición de justicia, según el balance que proporcionó este miércoles el comisionado Alfredo Castillo Cervantes, al presidente de la República, Enrique Peña Nieto, durante su visita a Michoacán.

En el auditorio de la comunidad de Tanaquillo, municipio de Chilchota, el jefe del Ejecutivo federal asumió que no hay soluciones mágicas para cambiar la realidad social de un día a otro, sin embargo con voluntad, con la coordinación entre los distintos niveles de gobierno y la participación ciudadana, ésta se puede ir transformando.

La comunidad indígena, convertida en un bunker de máxima seguridad, fue la sede de un encuentro entre habitantes de la región purépecha y el mandatario federal, que esta ocasión rompió el protocolo para interactuar con los ahí presentes, principalmente mujeres que en todo momento le externaron halagos y agradecimientos.

En su oportunidad, la secretaria de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, presentó un informe sobre el avance de las acciones y programas que se desarrollan en esta materia como parte de la Cruzada Sin Hambre, mientras que el gobernador, Fausto Vallejo Figueroa, consideró que los gobiernos de buenas intenciones ya quedaron en el pasado.

”Hoy vemos que si es posible seguir concretando incentivos para restablecer la vida de los michoacanos”, exclamó.

Una etapa en la que no caben la impunidad, la violencia y la inseguridad

Alrededor de las 12:40 horas, arribaron al recinto cerrado el presidente de la República, Enrique Peña Nieto; el comisionado para la seguridad y el desarrollo integral de Michoacán, Alfredo Castillo Cervantes; el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; y el gobernador del estado, Fausto Vallejo Figueroa.

Al ingresar al recinto saludaron a buena parte de los comuneros que encontraron a su paso. El más asediado fue Enrique Peña, en contraste con el gobernador estatal, que por minutos pasaba inadvertido para las mujeres que se empujaban para estrechar la mano del mexiquense.

Como anfitrión, el mandatario michoacano dirigió un mensaje de bienvenida, en el que reconoció a Peña Nieto por haber reivindicado la legitimidad y la confiabilidad en las instituciones de seguridad y justicia del estado mexicano.

En el contexto de la reciente captura del narcotraficante, Joaquín Guzmán Loera, alias “El Chapo”, Vallejo Figueroa argumentó que se ha demostrado la superioridad de la fuerza institucional ante la criminalidad, “dejando un mensaje claro para quienes piensan que pueden seguir conduciéndose por la senda del crimen y la impunidad”.

“En el ejecutivo estatal estamos sumamente agradecidos por la respuesta de su gobierno, hoy estamos viviendo una nueva etapa en la que no caben ni la inseguridad, ni la violencia, ni la impunidad”, resaltó.

Avanza la Cruzada Sin Hambre, Rosario Robles

En medio de una confusión suscitada por la determinación del presidente de México de cambiar la logística del evento e interactuar con pobladores de las distintas comunidades de la región indígena, se llevó a cabo la firma de un convenio para la electrificación de 82 comunidades de la región en beneficio de 20 mil habitantes.

De igual manera se firmó otro convenio que permitirá a los habitantes de la tarjeta Contigo, proporcionada por el gobierno estatal, obtener descuentos al adquirir productos básicos en las tiendas Diconsa.

Enseguida, la titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, hizo un breve recuento de las acciones efectuadas en Michoacán, principalmente a partir del proyecto que el presidente de la República presentó en Morelia por la seguridad y el desarrollo integral de la entidad.

Recordó que a partir del mismo, 51 municipios de la meseta purépecha y de la Tierra Caliente quedaron inscritos en la Cruzada Nacional Contra el Hambre, que el pasado 21 de enero cumplió un año de ejecución.

Expresó que de los 400 comedores comunitarios que se comprometieron el pasado 4 de febrero, ya se instituyeron 110 en los municipios involucrados, con beneficio para 13 mil 200 personas, sobre todo niños, niñas, mujeres embarazadas y adultos mayores.

La funcionaria agregó que ya se instalaron ocho mil techos en igual número de familias y próximamente se instalarán 10 mil techos más en hogares de bajos ingresos económicos; además, dijo que se desarrollarán 250 proyectos productivos en zonas indígenas a través de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas.

Puntualizó que de las 26 mil nuevas familias incorporadas a la tarjeta Sin Hambre, ya están identificadas 22 mil.

Avances en materia de seguridad

A petición del jefe del Ejecutivo federal, el comisionado para la Seguridad y el Desarrollo Integral de Michoacán, Alfredo Castillo presentó un informe sobre los avances que se han logrado a partir de su designación.

De entrada, consideró que el escenario de desasosiego y violencia que se percibía alrededor de cinco semanas atrás ha disminuido, y asimismo se han podido contener los principales indicadores de delitos graves, aunque no proporcionó cifras para sustentar su dicho.

Enfatizó que gracias al apoyo del gobierno del estado se pudo reestructurar la Procuraduría General de Justicia del Estado y la Secretaría de Seguridad Pública, medida que ha permitido mayor efectividad en la impartición de justicia.

Y es que sostuvo que anteriormente se resolvían cinco o seis homicidios y actualmente el promedio oscila entre 25 y 28 casos al mes; añadió que han detenido “un número importante” de bandas de secuestradores y que está en proceso la depuración de policías no acreditados en sus exámenes de control y confianza.

Hizo hincapié en la articulación que hoy tienen las instancias de seguridad e impartición de justicia de la federación con sus pares del estado para la ejecución de estrategias y operativos.

En su reporte, habló de los relevos en delegaciones federales, del abasto de medicamentos en clínicas, de la entrega de apoyos para el desarrollo rural, de los levantamientos efectuados para el mantenimiento de escuelas, pero omitió tocar el tema de los grupos de autodefensa y la conformación de las llamadas guardias rurales.

EPN se dejó querer

Esta ocasión, el presidente rompió el protocolo para interactuar con asistentes, principalmente mujeres a las que pidió que compartieran su experiencia como beneficiarias de los comedores comunitarios y ejecutoras de proyectos productivos.

Emocionadas por la oportunidad de acercarse a Peña Nieto, algunas de las interlocutoras se limitaron a abrazarlo y externarle su agradecimiento por los beneficios obtenidos.

Una mujer de Nahuatzen y el representante de bienes comunales de San Lorenzo, municipio de Angahuan coincidieron al señalar que las amenazas y la tala clandestina disminuyeron a partir de la presencia de las fuerzas de seguridad en el estado.

Maricela Quiñones Estrada, habitante de la comunidad de Los Nogales, también apapachó al presidente, pero aprovechó la oportunidad para solicitarle la instalación de una lechería y el techado de la escuela primaria en esa localidad.

Queremos recuperar la tranquilidad

Antes de dar por concluido el evento, Enrique Peña manifestó que no hay “varitas mágicas” para cambiar la realidad social de un día a otro, pero con voluntad de los tres niveles de gobierno y la participación ciudadana ésta se puede ir transformando en aras de un mejor desarrollo.

“De parte del gobierno de la República hay toda la voluntad, todo el compromiso, y están acciones encaminadas y orientadas a lograr este objetivo”, reiteró.

Fuente: cambiodemichoacan.com.mx

Comments

comments