NAUCALPAN, Méx. — Alrededor de 500 llamadas telefónicas recibe cada mes la línea de violencia del Consejo Estatal de la Mujer, de las cuales a 300 de las afectadas no se les da seguimiento a su denuncia, informó María Mercedes Colín Guadarrama, vocal de dicha dependencia.

“Tenemos 500 llamadas en la línea de violencia por mes. El 40% de las mujeres sólo les da seguimiento, pero las atendemos en el proceso, desde jurídicamente, sicológicamente, tenemos trabajo social”, dijo.

Agregó que las mujeres denuncian principalmente golpes físicos y violencia sicológica, sobre todo en los municipios de Chimalhuacán, Tultitlán, Ecatepec, Nezahualcóyotl, Tlalnepantla y Naucalpan.

“Pero es importante comentar que a través de los centros de atención para agresores, estamos atendiendo a los agresores, porque muchas familias se reintegran, por supuesto que tienen la posibilidad de volver a integrarse y sobre todo la Procuraduría no puede dar un caso concluido si no van los agresores al centro de atención para que puedan concluir su caso”, mencionó.

Colín Guadarrama aseguró que actualmente existen tres albergues para mujeres maltratadas —que se encuentran en Toluca, Atizapán y Chalco— y próximamente serán creados otros dos, en Jocotitlán y Cuautitlán Izcalli, a petición de los actuales alcaldes de dichos ayuntamientos.

Embarazos entre adolescentes

La vocal ejecutiva del Consejo Estatal de la Mujer y Bienestar Social dijo que existe registro de 27 mil madres menores de 20 años en la entidad, cifra que es preocupante, sobre todo porque algunas son de 13 años de edad.

Informó que los embarazos y madres adolescentes se concentran igualmente en la zona metropolitana del valle de México. “Creo que el motivo es la falta de atención de los hijos, porque papá y mamá trabajan. Muchas veces los papás trabajan para darles una mejor oportunidad a los hijos, pero los hijos están buscando cariño por otro lado”.

Artículos Relacionados

http://www.eluniversal.com.mx/noticias.html

Comments

comments