(telesur). – Al menos 30 fusiles alemanes confiscados este jueves por investigadores del caso Ayotzinapa, pudieron ser usados por agentes de seguridad del municipio Iguala de Guerrero, México para disparar contra los estudiantes el pasado 26 de septiembre.

Investigadores de la desaparición de los 43 estudiantes de la Normal Rural “Isidro Burgos” de Ayotzinapa, México, confiscaron decenas de fusiles ilegales modelo G3 producidos en Alemania, usados por la Policía de Iguala el pasado 26 de septiembre.

El diario alemán Die Tageszeitung, informó que los agentes de Iguala, municipio de Guerrero (sur) donde hace dos meses dos buses repletos de estudiantes de Ayotzinapa fueron atacados en esa localidad y luego 43 de los que se trasladaban fueron entregados al cartel Guerreros Unidos, pudieron usar 30 de los 36 fusiles ilegales confiscados para disparar contra los normalistas. 

Aunque las leyes alemanas prohíben la exportación de armas a países con conflictos o donde se violen los derechos humanos, La empresa Heckler & Koch, que está bajo investigación desde 2010, es autorizada por por el Gobierno desde 2006 para exportar este tipo de armamento a México.

El permiso de exportación excluye la distribución a los estados Jalisco (oeste), Guerrero (sur), Chiapas (sur) y Chihuahua (norte), pero recientemente aparecieron indicios de que violó esa norma, por lo que la Fiscalía de Stuttgart inició la investigación en 2010.

“Sólo podemos decir que el caso es objeto de un proceso abierto (…) comprenderá que el Ministerio de Economía no pueda pronunciarse”, señaló este jueves una portavoz de esa cartera, responsable de decidir sobre los permisos de exportación, al ser preguntado por la aparición de los fusiles.

De acuerdo con el rotativo germano, este tipo de fusiles fueron usados contra los normalistas de Ayotzinapa durante una protesta por mejores instalaciones, ocurrida el 12 de diciembre de 2011 en la autopista de Acapulco (sur).

El hecho, según el diario alemán, fue señalado en un reportaje de la periodista Martha Duran, de Radio Nederland, en el que destaca que no solo los agentes locales usaban las armas, también las portaban autoriades estatales.

Lee: EAAF: 30 años develando secretos

“La policía del estado abrió fuego contra los estudiantes durante el desalojo. Dos jóvenes murieron: Jorge Alexis Herrera Pino y Gabriel Echeverría de Jesús.En las fotos aparecen policías portando rifles de asalto alemanes G3, de la fábrica Heckler & Koch. En Chihuahua, al norte de México, la televisión alemana acompañó a la policía estatal en un recorrido. En las imágenes se ve en primer cuadro que los uniformados portan un rifle G3. Y en Oaxaca, los G3 fueron usados en los desalojo de maestros durante las protestas de la APPO”, relata el reportaje de Duran citado por el diario alemán.

Comments

comments