TLAPEHUALA, GRO. En Tierra Caliente se mantiene una alerta permanente contra el cólera, y por ese motivo, el médico Filemón Juanchi Quiñones, jefe jurisdiccional, pidió que las personas tomen medidas higiénicas preventivas.

Mientras tanto, la Jurisdicción Sanitaria 01, mantiene una estricta vigilancia en los 55 sistemas de agua que hay en la región para verificar que haya una correcta cloración del agua.

Explicó que a raíz de que en 1991 el país resintió una epidemia de cólera, desde entonces se mantiene una alerta permanente contra esa enfermedad.

Destacó que desde esa fecha en Tierra Caliente se monitorea para garantizar la ausencia del Vibrio Chollera en la población; “para eso se trabaja coordinadamente con Vigilancia Epidemiológica mediante la toma de hisopos en enfermos de cuadros diarreicos y se toma las muestras también en arroyos y ríos y lugares donde se descargan aguas negras que son los de mayor riesgo”.

Explicó que luego de la siembre de hisopos, luego se recolectan pasado algún tiempo para después enviarlos al laboratorio estatal para su análisis y saber qué tipo de gérmenes de bacterias existen.

Con el resultado que el laboratorio estatal les envía de regreso, se sabe qué tipos de bacterias son las que comúnmente hay en la región, explicó que la mayor preocupación es que no se encuentre la bacteria del cólera.

Señaló que la bacteria que produce el cólera es muy riesgosa debido a que produce una deshidratación severa en el cuerpo humano que puede conducir a la muerte en pocas horas.

El jefe jurisdiccional señaló que la participación de las autoridades municipales, contribuyen con la correcta cloración del agua de todos sus sistemas; los ayuntamientos realizan anualmente un convenio con Capaseg para que esta dependencia les surta el suficiente cloro a precio subsidiado, ya que mediante este subsidio, los gobiernos municipales pagan un precio menor al que tiene el cloro en el mercado libre.

Los ayuntamientos que cloraron al cien por ciento sus sistemas de agua de enero a septiembre de este año fueron cuatro: Arcelia, Cutzamala, Tlapehuala y Zirándaro de los Chávez.

Tlalchapa obtuvo un puntaje de 96.2 por ciento, Coyuca de Catalán con un 93.8 por ciento, San Miguel Totolapan con un 92.6 por ciento, Ajuchitlán del Progreso con un 83 por ciento y el más bajo, el que demostró más irresponsabilidad fue el gobierno de Pungarabato que alcanzó apenas un 75.5 por ciento, ya que en el mes de abril, en la comunidad de Chacamerito se registró un recurrente cuadro diarreico entre la población derivado de la mala cloración del agua en su sistema, ya que había días en que no se cloraba el agua y muchas personas así la utilizaban hasta para beber; en el mes de abril apenas se cubrió un 40 por ciento de cloración en ese sistema de agua.

El médico Filemón Juanchi Quiñones felicitó al municipio de Tlapehuala haber clorado al cien por ciento los 7 sistemas de agua que hay en el municipio y pidió al alcalde Everaldo Wences Santamaría seguir con esa práctica como una medida preventiva contra el cólera.

Artículos Relacionados

http://www.despertardelsur.com/

Comments

comments