Los 76ers estropean sin Embiid la vuelta de Blake Griffin

Los 76ers estropean sin Embiid la vuelta de Blake Griffin

Like
89
0
Wednesday, 25 January 2017
NBA

(NBA Maniacs). 25 enero – Dos noticias dejó el duelo entre Sixers y Clippers. Blake Griffin, tras más de un mes de baja, regresaba al equipo angelino. Pero esto quedó eclipsado con la realización de que Philadelphia es ya un proyecto relevante, incluso sin Joel Embiid. Pese a la baja por lesión del pívot camerunés, el equipo de Brett Brown arrancó ante su afición una trabajada pero ilusionante victoria por 121-110 ante una de las potencias del Oeste.

Los triples angelinos abrieron fuego

Pese a recuperar a Blake Griffin, de vuelta tras someterse en diciembre a una artroscopia en la rodilla derecha, la noche no empezaba bien para los Clippers. Su entrenador, Doc Rivers, tenía que ausentarse por enfermedad, dejando la responsabilidad en el banquillo a su asistente Mike Woodson. Y Griffin, aún falto de forma, estuvo lejos de su mejor versión, terminando con 12 puntos (3/11), 11 rebotes, 5 asistencias y 6 pérdidas en menos de 30 minutos jugados.

De nuevo, fueron los exteriores los que sostuvieron a los Clippers, particularmente Jamal Crawford (incombustible a sus 36 años con 27 puntos y 6/9 en triples), J.J. Redick (20 puntos, 5/10 en triples) y Austin Rivers (4/7 en triples). Su acierto desde fuera del arco (18/34) lanzó al equipo angelino, que pareció tener la victoria amarrada llegando a tener una ventaja de 19 puntos tras una fulgurante salida tras el descanso.

Una remontada ruidosa

Pero el corazón de los 76ers latió con fuerza, incluso con Joel Embiid en el banquillo por unos problemas de rodilla. Nerlens Noel (19 puntos y 8 rebotes) y Richaun Holmes (18 puntos) cubrieron a la perfección su ausencia en la pintura, con Dario Saric aportando 18 puntos. Los 76ers cortaban el acierto exterior de los Clippers, y su buena puntería en ataque (57,1% en tiros de campo en la segunda mitad) hacían el resto.

La remontada, cerrada con un parcial de 62-32, desataba el delirio en Philadelphia, en el que quizás fuera su victoria más épica y celebrada desde los mejores años de Allen Iverson. Los 76ers empiezan a creerse que la lucha por los Playoffs es posible tras sumar su novena victoria en los últimos 12 partidos. Ni el regreso de Blake Griffin ni la baja de Joel Embiid rompieron la ilusión de la franquicia inesperadamente de moda en la NBA.

Comments

comments