no-cover

EEUU: Voto de minorías cada vez más importante

Like
105
0
Friday, 15 November 2013
Noticias USA

WASHINGTON (AP) — El voto hispano fue vital en la reelección de Barack Obama y será crucial a largo plazo debido al rápido crecimiento de esa población. En los comicios del año pasado, no obstante, el voto de los negros resultó todavía más importante en la reelección de Barack Obama, según un estudio de la Associated Press.

La participación de los negros fue proporcionalmente más grande que la de los otros grupos minoritarios en las elecciones presidenciales del 2012, y de acuerdo con la mayoría de los estudios, por primera vez fue superior incluso a la de los blancos, reflejo de una aguda polarización en la que los negros apoyaron firmemente a Obama y muchos blancos se quedaron en casa.

Si los negros hubiesen votado en la misma proporción que lo hicieron en el 2004, en que su participación fue inferior a la actual tendencia histórica, el republicano Mitt Romney habría ganado las elecciones, indicó un análisis de la AP.

La información del censo y consultas a boca de urna revelan que blancos y negros seguirán siendo los bloques raciales más grandes en la próxima década.

William H. Frey, demógrafo de la Brookings Institution, analizó las elecciones del 2012 para la AP usando datos del censo sobre los votantes habilitados y su participación, junto con consultas a boca de urna. Calculó los resultados de Obama y Romney si el nivel de participación de las distintas razas hubiera sido el del 2004. En términos generales, la participación del 2012 fue del 58%, comparado con el 62% del 2008 y el 60% del 2004.

El análisis empleó asimismo proyecciones del crecimiento poblacional para calcular la cantidad de votantes habilitados, separados según su raza, hasta el 2030. Las cifras fueron complementadas con material del Centro de Investigaciones Pew y del profesor asociado de la Universidad George Mason Michael McDonald, un experto en el tema. McDonald analizó los niveles de participación en cada estado, entrevistas de AP, la información del censo y consultó además con otros expertos. La Oficina del Censo divulgará su información sobre la participación electoral en mayo.

Comprobó que los comicios representaron un momento histórico para los negros, una población que fue marginada por mucho tiempo y que recién en 1965 recibió el derecho al voto.

Las cifras disponibles revelan que Obama ganó en parte porque la participación de los blancos fue muy baja y que tanto demócratas como republicanos deben comprender que, si bien el crecimiento de la población hispana es mucho más acelerado que el de las demás, su incidencia en las elecciones todavía es menor que la de blancos y negros, en buena medida porque no acuden a las urnas en la misma proporción y porque muchos de los hispanos que hay en el país son menores o no son ciudadanos.

Los republicanos, no obstante, han tomado conciencia de que necesitan ganar terreno entre los negros y otras minorías y están buscando formas de atraer su voto.

La información estadística revela que Romney fue un candidato particularmente débil, incapaz de motivar a los votantes blancos o de captar votos de negros o hispanos. El carisma personal de Obama y la lenta recuperación económica le ayudaron a contrarrestar las dudas sobre su gestión y generaron una participación de las minorías que será difícil repetir.

Romney le hubiera ganado a Obama por 5 millones de votos y habría triunfado ajustadamente en el voto popular si la participación del electorado hubiera sido la misma que en el 2004, según el análisis de Frey. En esa ocasión, la participación de los blancos fue ligeramente más alta y la de los negros más baja.

Por otro lado, estados reñidos como Ohio, Pensilvania, Virginia, la Florida y Colorado hubieran inclinado la balanza a favor del republicano y le hubieran dado la presidencia si los demás estados votaban como lo hicieron.

“La participación del 2012 marca un momento histórico para los negros y un momento que podría ser clave” en la historia de Estados Unidos, afirmó Andra Gillespi, profesor de ciencias políticas de la Universidad Emory que ha escrito mucho sobre los políticos de raza negra. “Hace pensar que hay un ‘efecto Obama’ por el cual la gente se siente motivada a votar por él. Pero también se desprende que la participación negra puede no ser tan alta en el futuro si las contiendas no son tan impactantes”.

Whit Ayred, consultor que asesora al senador republicano de la Florida Marco Rubio, posible candidato a la presidencia en el 2016, dice que la última elección confirmó que el Partido Republicano necesita “un nuevo mensaje, un nuevo mensajero y un nuevo tono”. Y que nuevas políticas en torno a temas como la inmigración ilegal pueden ayudar a atraer votantes de las minorías.

“Resta por verse cómo le va a los demócratas si no tienen a Barack Obama como candidato”, expresó Ayred.

____

En Ohio, estado sin un partido dominante en el que el porcentaje de votantes negros habilitados es más que el triple del de las otras minorías, Lauren Howie, de 27 años, dijo que Obama no le entusiasmaba demasiado porque no había cumplido su promesa de reducir su deuda por préstamos estudiantiles, promover los derechos de las mujeres y combatir el cambio de clima. Pero al mismo tiempo opinó que no tenía otra opción que votar por él al compararlo con Romney.

“Me dio la sensación de que a Mitt Romney no le interesaban en absoluto los afro-americanos”, afirmó Howie, una secretaria de la facultad de medicina de la Case Western Reserve University que está pagando sus préstamos universitarios.

Agregó que le parecía que Romney le faltaba el respeto a los pobres. “Un mormón blanco que nada en dinero, con cuentas fuera del país, que compra compañías y despide a sus empleados no encaja en la idea que yo tengo de un presidente”, manifestó. “No es alguien a quien yo le encomendaría mi futuro”.

Las estadísticas revelan cómo el crecimiento poblacional afectará los patrones de votación en la próxima década:

—La brecha en la participación electoral que hubo entre blancos no hispanos y negros no hispanos en el 2008 fue la más pequeña de que se tenga noticias. Votaron el 66,1% de los blancos no hispanos y el 65,2% de los negros no hispanos. La participación de los hispanos fue del 50% y la de los asiáticos no hispanos del 47%. Estimados iniciales del 2012 indican que hubo entre 2 y 5 millones de votantes blancos menos que en el 2008 a pesar de que había más votantes blancos habilitados.

—Los negros representan el 12% de los votantes empadronados, pero emitieron el 13% del total de votos del 2012, según encuestas a boca de urna. Se repitió así lo ocurrido en el 2008, en que por primera vez el porcentaje del voto negro fue más alto que el porcentaje de negros empadronados.

—Los hispanos representan hoy el 17% de la población y el 11% de los votantes empadronados como consecuencia de su joven edad o de que no son ciudadanos registrados para votar. Debido a su baja participación, por otro lado, representaron el 10% de los votos emitidos en el 2012. Y a pesar de su rápido crecimiento, se estima que recién en el 2024 los padrones electorales tendrán más hispanos que negros. Para entonces, ambos estarán en torno al 13% y uno de cada tres votantes no será blanco.

—En el 2026, el porcentaje de votantes hispanos podría llegar al 16% si los casi 11 millones de inmigrantes sin papeles que hay en el país obtienen la ciudanía acogiéndose a una reforma a las leyes de inmigración actualmente bajo estudio. Según un proyecto que analiza el Senado, después de 13 años esos inmigrantes podrán sacar la ciudadanía. Se cree que el 80% de los 11 millones de extranjeros sin papeles que habría en el país –8,8 millones– son hispanos, pero no todos reunirán los requisitos para sacar la ciudadanía.

“La elección del 2008 fue la primera vez que el voto de las minorías fue importante en la elección de un presidente de Estados Unidos. Para el 2024, su voto será esencial para la victoria”, dijo Frey. “Y los demócratas ganarían por paliza en el 2028 si los hispanos siguen votando por ellos”.

Resta por verse qué rumbo toman las cosas en las elecciones de mitad de término, en que la participación disminuye y el ganador de las últimas elecciones tiende a perder apoyo. Eso favoreció a los republicanos en el 2010, en que tomaron el control de la Cámara de Representantes.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://es-us.noticias.yahoo.com/

Comments

comments