La Voz de Michoacán.-Funcionarios ligados a la ecología y al desarrollo de la costa y campesinos de la región han coincidió en que las tierras de cultivo estarán sometidos a una presión ambiental de distinta naturaleza, como consecuencia de la instalación y operación de empresas que se asienten en lo que será la Zona Económica Especial en esta región.

José Luis Magaña Colín, productor de coco en Acalpican y miembro del comité estatal del coco, en Sagarpa,  Magaña Colín, dijo que aún no detona la ZEE y se deja ver ya que incrementará la urbanización en el municipio y la migración campo-ciudad. 

Dijo que el campo requiere retener las áreas productivas temporales y agrícolas y consideró que se debe definir la forma en que se fortalecerá al campo para que la migración no tenga consecuencias negativas en las regiones rurales

Como antecedente, dijo que Primero la industrialización inicial con Sicarts a la cabeza, Fertinal, Pemex, el puerto, acabo con el cultivo del coco, plátano, limón y tamarindo, y para sentarse las empresas que iban a traer progreso y desarrollo, la autoridad debe concretar acciones y evitar se afecte la actividad agrícola.

Comments

comments