no-cover

Líder republicano insiste en seguridad fronteriza antes de legalización

Like
88
0
Friday, 15 November 2013
Noticias USA

El presidente de la Cámara de Representantes de EE.UU., el republicano John Boehner, insistió hoy en que se debe incrementar la seguridad fronteriza antes de iniciar la legalización de los inmigrantes indocumentados, en vísperas de que su partido analice el tema.

“La Cámara de Representantes hará su propia labor para elaborar un proyecto de ley migratorio”, dijo Boehner a los periodistas, dos días antes de que su bancada se reúna en privado para analizar su estrategia para la reforma migratoria.

Boehner, y decenas de republicanos considerados clave en el debate migratorio en la Cámara baja, afrontan crecientes presiones de activistas de la comunidad inmigrante para aprobar un proyecto de ley similar al que aprobó el mes pasado el pleno del Senado de EE.UU.

Pero, al igual que muchos republicanos en el Senado, Boehner dejó en claro hoy de nuevo que su partido exigirá mejoras a la vigilancia en la frontera con México antes de poner en marcha un programa que legalice a los once millones de inmigrantes indocumentados en el país.

“Está muy claro, por lo que he visto y leído en las últimas semanas, que el pueblo estadounidense espera que tengamos en pie una fuerte seguridad fronteriza antes de que comencemos un proceso de legalización y de corrección de nuestro sistema de inmigración legal”, subrayó Boehner.

“Tenemos un sistema de inmigración roto. Tenemos trabajadores indocumentados en números récord, y no podemos simplemente hacernos de la vista gorda ante este problema y pensar que va a desaparecer”, dijo Boehner, al reiterar su promesa de que la Cámara baja adoptará su propio rumbo respecto a la reforma migratoria.

Para el próximo miércoles, activistas de la comunidad inmigrante de todo EE.UU. realizarán actos de presión frente al Capitolio para que el Congreso apruebe pronto la reforma migratoria.

Entre los actos programados para el miércoles, activistas del grupo “United We Dream” realizarán un simulacro de una ceremonia de naturalización para demostrar que los indocumentados están listos para recibir la ciudadanía y continuar contribuyendo al crecimiento económico del país.

También grupos conservadores se han sumado a los actos de presión, para enfatizar, sobre todo, que la Cámara baja también incluya un “plan de refuerzo” de la seguridad en la frontera sur, con un incremento de agentes federales y de recursos de alta tecnología.

Se prevé que la Cámara baja someta a votación su propia versión de la reforma migratoria este mismo mes, antes del receso legislativo de agosto próximo.

El propio día en que el Senado aprobó la mayor reforma migratoria en EE.UU. desde 1986, el pasado 27 de junio, Boehner afirmó que la Cámara baja, bajo control republicano, no estudiará la legislación del Senado y que, en todo caso, la que elabore tendrá que contar con el apoyo de la mayoría de sus correligionarios. Ese mensaje repitió hoy al salir de un acto en el Capitolio.

La versión aprobada por el Senado, en una votación 68-32, abre la vía a la legalización y eventual ciudadanía de los indocumentados, refuerza la vigilancia en la frontera con México, y establece una serie de medidas para el control de futuros flujos migratorios, entre otros elementos. EFE
Artículos Relacionados

http://es-us.noticias.yahoo.com/

Comments

comments