(Reuters) – El secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, dijo el martes que quería usar una visita a Moscú para conseguir “un progreso real” que reduzca las diferencias con el líder ruso, Vladimir Putin, sobre la forma de poner fin al conflicto en Siria.

Kerry está preparando el terreno para una tercera ronda de negociaciones entre potencias mundiales sobre Siria pero no está claro si la reunión en Nueva York perfilada para el viernes llegará a celebrarse.

Rusia y Estados Unidos no han alcanzado un acuerdo sobre el papel que tendría el presidente sirio Bashar al-Assad en una eventual transición política o sobre los grupos rebeldes que deberán ser parte de las conversaciones.

“Espero poder alcanzar un progreso real”, dijo Kerry al inicio de un encuentro con el ministro ruso de Relaciones Exteriores, Sergei Lavrov.

“Creo que el mundo se beneficia cuando las naciones poderosas con una larga historia entre sí tienen la capacidad de encontrar un terreno en común”, añadió.

Kerry, que se encontrará con Putin el martes, dijo a Lavrov: “Incluso cuando hemos tenido diferencias entre ambos hemos sido capaces de trabajar con efectividad en asuntos específicos”.

Rusia, uno de los más firmes aliados de Assad, ha lanzado una ofensiva aérea que dice tener como objetivo a los militantes de Estado Islámico, pero que también da apoyo a las fuerzas de Assad. El Kremlin sostiene que la población siria debería decidir el destino político de Assad y no las potencias del exterior.

Comments

comments