no-cover

Inmigración gana terreno electoral en Texas

Like
112
0
Monday, 28 October 2013
Noticias USA

Las estrategias para el manejo de la inmigración, un asunto sobre el que los políticos en Texas tienen poco control, se perfila como uno de los temas principales del ciclo electoral 2014 en el estado.

Asesores republicanos afirman que el tema es de la mayor importancia para sus votantes en las elecciones primarias. Por esta razón quizá el senador republicano de Houston, Dan Patrick, puso la inmigración en el centro de su primer mensaje televisivo en su campaña para vicegobernador.

Sin embargo, la ley de inmigración es un tema complicado, en particular para los hispanos en Texas, en tanto que los demócratas ven el tema como una oportunidad, al igual que sus rivales conservadores.

Patrick centró su mensaje en una ley que permite a los hijos de inmigrantes que ingresaron sin permiso a Estados Unidos pagar las cuotas escolares estatales si son residentes de Texas. Patrick afirmó incorrectamente que era el único candidato a vicegobernador que se oponía a la medida.

El vicegobernador republicano David Dewhurst y el comisionado de Tierras, Jerry Patterson, también han expresado rechazo a esa política.

En una contienda difícil similar a la nominación republicana a la candidatura a vicegobernador, los aspirantes sienten la necesidad de correrse a la derecha para atraer el apoyo de activistas del grupo conservador Tea Party, aun si esto implica ir contra una política que el gobernador Rick Perry había defendido durante su campaña por la candidatura presidencial republicana al describirla como buena para la economía de Texas y compasiva para con los niños.

El Comité Nacional Republicano ha puesto en marcha un equipo permanente para la comunicación con los hispanos de Texas que contradice a quienes se oponen a la reforma a las leyes de inmigración.

“Colaboraremos con nuestros electores en sus vecindarios, poblados y ciudades para fortalecer nuestros vínculos con la comunidad hispana”, dijo Jennifer Korn, subdirectora política para iniciativas hispanas del Comité Nacional Republicano.

“Estamos comprometidos para crear un trabajo de campo todo el año que nos permitirá competir por cada voto y permanecerá más allá de un solo candidato o campaña”, agregó.

El procurador general Greg Abbott, que no enfrenta a rival alguno de derecha en su campaña por el cargo a gobernador, aprovechó la ocasión para afirmar que los hispanos comparten valores conservadores.

Un portavoz de Abbott intentó atenuar la postura del procurador general sobre la ley para el cobro de las cuotas escolares locales, al afirmar que la normativa tiene fallas pero no precisó cómo ni qué debe modificársele.

“No hemos visto que los hispanos cambien del Partido Republicano al Partido Demócrata”, dijo Abbott.

Sin embargo, de acuerdo con un sondeo nacional de Pew Research difundido la semana pasada, la mayoría de los hispanos está en desacuerdo con el partido en el tema de la inmigración. Alrededor de 45% de los latinos dijo que la inmigración hispana ha mejorado al país.

Más de 47% de las personas con familias en México —que son la mayoría de los hispanos en Texas— dijeron que los inmigrantes no autorizados tienen un impacto positivo. La comunidad desaprueba lo que describen como un sistema de inmigración descompuesto.

A medida que los republicanos ven achicarse su tradicional base anglosajona, los candidatos del partido se encuentran en un dilema en cuanto a adoptar posturas de largo o de corto plazo.

Para ganar una elección primaria en 2014, estos políticos necesitan asumir un discurso radical contra la inmigración no autorizada, pero para atraer a conversos al partido a largo plazo deben adoptar una postura más matizada.

Los demócratas han sacado provecho de la posición incómoda en la que se encuentran los republicanos. Casi dos terceras partes de los electores hispanos apoyan a los demócratas y el partido de éstos está comprometido a incrementar la afluencia de ellos en las urnas.

Artículos Relacionados

Comments

comments