(AP) — Jeb Bush ha sufrido una notable transformación en el último año: quien alguna vez fuera una figura bien conectada, el favorito del establishment republicano, es hoy un candidato casi de relleno a la nominación presidencial que lucha por su supervivencia política. Lo que hay que saber de este hijo y hermano de expresidentes:

SÍNTESIS

Las expectativas eran altas cuando el segundo hijo de George H.W. Bush y hermano de George W. Bush lanzó su candidatura en junio. Tenía asesores de primer nivel y había recaudado más de 100 millones de dólares en los primeros seis meses de 2014. Lo que parecía una candidatura muy sólida, sin embargo, se fue diluyendo, en parte por sus presentaciones poco lucidas en los debates y también por la irrupción explosiva de Donald Trump en la contienda, que hizo pasar a los demás a un segundo plano. Le dedicó mucho tiempo a New Hampshire y ha ganado terreno allí. Se cree que ese estado puede ser vital para sus aspiraciones.

____

HISTORIA PERSONAL

Bush publicita mucho su administración conservadora en los ocho años que gobernó la Florida, de 1999 al 2007. Reformó totalmente el sistema educativo e instauró programas que les permiten a las familias usar dinero de los impuestos para pagar por escuelas privadas.

También destaca la forma en que hizo frente a una serie de huracanes y tormentas tropicales. Dice que esas experiencias lo ayudan a formular propuestas sobre seguridad nacional.

___

PLATAFORMA

Bush habla con frecuencia sobre una reforma al sistema inmigratorio y de aumentar los gastos militares.

Ha sido criticado por apoyar una reforma a las leyes de inmigración que habría permitido a miles de personas que están en el país ilegalmente quedarse si pagaban multas e impuestos atrasados, aprendían inglés, no recibían ayuda del gobierno ni tenían antecedentes policiales. A sus correligionarios republicanos no les cayó muy bien su afirmación de que muchos de los extranjeros que vienen a Estados Unidos ilegalmente lo hacen en un “acto de amor”, para evitar la separación de las familias. Se opone a conceder la ciudadanía a quienes están en el país sin autorización, pero está a favor de que se regularice la situación de esta gente bajo ciertas condiciones.

Dice ser el primer precandidato republicano que hizo propuestas concretas para combatir a la organización Estado Islámico. Dijo que enviaría más soldados a que asistan a las fuerzas regulares de Irak y a los rebeldes sirios, impediría los vuelos en determinas zonas e impulsaría una intensa y costosa modernización de las fuerzas militares.

___

LOS DEBATES

Sus presentaciones han sido decepcionantes y no ha logrado destacarse por sobre los demás.

___

MOMENTOS MEMORABLES

Luego de ser provocado varias veces por Trump, un frustrado Bush declaró en New Hampshire: “Tengo que decirlo: Donald Trump es un patán”. Acto seguido criticó a Trump por insultar a las mujeres, los hispanos y la gente con incapacidades. Fueron comentarios impulsivos, sin que nadie le plantease el tema. Semanas después, alguien en New Hampshire le preguntó por qué había dicho eso. Bush admitió que Trump era un empresario muy exitoso y agregó que lo que los “sacó de las casillas” fue un comentario despectivo que hizo Trump hacia un periodista del New York Times con una incapacidad física.

___

PARA EL OLVIDO

En julio pasado le tomó cinco días dar una respuesta clara cuando se le preguntó si Estados Unidos debió haber invadido Irak, un tema que genera dudas sobre el buen juicio de su hermano. Finalmente dijo que no hubiera apoyado la invasión, a sabiendas de que posteriormente se comprobó que Irak no tenía armas de destrucción masiva prohibidas.

Comments

comments