no-cover

El Supremo de EEUU está a punto de decidir sobre el matrimonio homosexual

Like
45
0
Monday, 18 November 2013
Noticias USA

El Tribunal Supremo de Estados Unidos se reúne a puerta cerrada este viernes para decidir si es la hora de instituir el matrimonio homosexual en un país donde millones de parejas del mismo sexo ya se encuentran legalmente casadas.

“Todo el mundo reconoce hoy en día que es hora de que el Tribunal Supremo intervenga”, declaró a AFP Thomas Keck, profesor de ciencias políticas de la Universidad de Siracusa.

El contexto es favorable: si la unión entre dos personas del mismo sexo aún no está reconocida a nivel federal, sí que está en cambio autorizada en nueve estados de 50 y en la capital federal, Washington, tras las elecciones del 6 de noviemre.

Además, la aceptación del matrimonio homosexual avanza en los sondeos. Está ya aceptado por un 48% de los estadounidenses, frente al 39% hace cuatro años, según una encuesta reciente del Instituto Pew.

Además, el presidente Barack Obama se ha mostrado abiertamente a su favor.

Los nueve jueces de la alta instancia judicial revisarán los diez recursos pendientes.

Como reveló la juez Ruth Ginsburg, “es más que probable que tengamos esta cuestión ante el Tribunal antes del fin de esta sesión”.

Los analistas predicen que el Tribunal Supremo tratará uno o varios de los recursos que se refieren a la ley del matrimonio.

La legislación, creada en 1996 y bautizada DOMA (Defensa del Acto de Matrimonio) estipula que “el matrimonio es la unión legal entre un hombre y una mujer”.

El litigio trata sobre los derechos que la ley concede a nivel federal a los esposos heterosexuales (sucesión, reducción fiscal, declaración común de impuestos, indemnizaciones sanitarias) pero que se deniega a las parejas del mismo sexo legalmente casadas.

Resulta inédito en un asunto de esta importancia que el gobierno estadounidense no defienda su propia ley federal. Como ya hicieron cinco tribunales de apelación, el gobierno de Obama considera la ley como discriminatoria y anticonstitucional y ha presentado cuatro recursos en este sentido.

Hay, por tanto, un grupo de parlamentarios republicanos que pide al Tribunal Supremo declarar que la DOMA cumple la quinta enmienda de la Constitución, que establece la igualdad en la protección de las personas.

— Alcance nacional —

El estado de Massachusetts, donde el matrimonio gay es legal, figura entre los que se quejan por la invalidez de la norma, argumentando que “la inconstitucionalidad de la ley es una cuestión de alcance nacional”.

Para el experto Lyle Denniston, “si el tribunal no tomara más que un sólo caso, el mejor sería el de Edith Windsor”, un homosexual legalmente casado en Canadá que debe pagar impuestos sobre la herencia de su esposo difunto.

Este recurso presenta la ventaja de permitir la participación de la juez Elena Kagan. Esta exabogada del Gobierno podría recusar en los otros litigios en los que interviene. “Si está fuera de juego, los otros jueces podrían estar divididos cuatro frente a cuatro, lo que aplazaría la decisión definitiva sobre la constitucionalidad de la DOMA”, prevé Lyle Denniston.

Una demanda contra el matrimonio gay en California será lo que centre los interrogantes. Un grupo de partidarios de la ‘Prop 8’, que establece en la constitución california que el matrimonio es “entre un hombre y una mujer”, contesta a la prohibición de esta disposición por la justicia. El rechazo de esta demanda por la alta instancia judicial convertiría California en el décimo estado del país donde la unión homosexual es legal.

Aunque no afecta únicamente a California, los analistas estiman que el Tribunal Supremo no tratará este recurso y como predice Ilya Shapiro, del Instituto Cato, se contentará con “enfrentarse a la cuestión espinosa de saber si el Gobierno federal puede negar los derechos a las parejas homosexuales”.

En ese caso, el Tribunal Supremo escuchará a las partes en la primavera del próximo año y tomará una decisión antes del verano de 2013.

Pero no hay que esperar una “decisión radical que legalice el matrimonio del mismo sexo a nivel nacional”, explica Thomas Keck, para quien la decisión de los jueces, “no tendrá ningún impacto para los gays o lesbianas de Texas o Mississippi”, cuya unión no está autorizada.

El Tribunal Supremo de Estados Unidos se reúne a puerta cerrada este viernes para decidir si es la hora de instituir el matrimonio homosexual en un país donde millones de parejas del mismo sexo ya se encuentran legalmente casadas.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://es-us.noticias.yahoo.com/

Comments

comments