El Departamento de Justicia presentó el jueves un recurso a la Corte Suprema de Justicia para pedirle que anule el fallo de un juez de California que el 9 de enero que reactiva el programa DACA que fue cancelado en septiembre por el presidente Donald Trump.

El abogado del Gobierno, Noel J. Francisco, solicitó al máximo tribunal de justicia del país que actúe “antes” de que empiece el normal proceso de apelaciones en tribunales intermedios.

El martes el gobierno ya había anticipado que apelaría el dictamen del juez federal de California, William Alsup, quien falló en contra de la decisión tomada el 5 de septiembre del año pasado cuando canceló el programa que protege a cerca de 800,000 jóvenes inmigrantes de ser deportados.

Alsup ordenó al gobierno federal mantener el programa en los mismos términos que estaba antes de que fuera cancelado por el fiscal general Jeff Sessions.

El gobierno también indicó ese día que había interpuesto un recurso en la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito con el mismo propósito, revertir el dictamen y volver a cancelar DACA.

El gobierno de Trump le pidió a la Corte Suprema que se pronuncie antes de iniciar el proceso de revisión. El Departamento de Justicia advierte que el proceso judicial “implicaría muchos meses” y haría que “el Gobierno mantenga en su lugar” un programa que considera “ilegal”.

El proceso en la Corte Suprema podría dilatar hasta finales de junio, mientras que en la Corte de Apelaciones no hay fecha para resolver el litigio.

El debido proceso señala que sería al Tribunal de Apelaciones del Noveno Circuito a quien le correspondería tomar una decisión sobre el recurso del Gobierno antes de que lo haga el Supremo.

Esta corte de apelaciones tiene su sede en California al igual que la corte que preside Alsup. Y en numerosas ocasiones ha fallado en contra de las políticas de Trump, quien no se ha contenido en criticar públicamente a sus jueces.

DACA, impulsado en 2012 por el expresidente Barack Obama, ampara de la deportación a unos 800,000 jóvenes indocumentados que entraron al país antes de cumplir los 16 años y se les conoce como dreamers.

El programa concede un amparo de deportación y otorga una autorización de empleo renovable cada dos años.

Tras el dictamen de Alsup, la Oficina de Ciudadanía y Servicios de Inmigración (USCIS) comenzó a recibir solicitudes de reinscripción de dreamers cuyos permisos de trabajo se encuentren vencidos o vayan a vencer en un plazo de 90 a 120 días.

Abogados consultados por Univision recomiendan a los beneficiarios de DACA que renueven cuanto antes sus amparos mientras la orden del juez federal Alsup esté vigente.

 

Fuente: Univision

Comments

comments