Nueve personas, en su mayoría jóvenes indocumentados, conocidos como los “dreamers”, fueron liberados por las autoridades migratorias de Estados Unidos mientras otros 27 permanecen detenidos tras haber cruzado desde México el lunes como parte de una manifestación, informó el martes un activista.

“Nueve personas, la mayoría estudiantes muy jóvenes, indocumentados, fueron liberados en las últimas horas”, dijo a la AFP Mohammad Abdollahi, activista de origen iraní y cofundador de la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes (NIYA) que impulsó esta manifestación migratoria el lunes.

La NIYA promovió el lunes la segunda protesta en dos meses, en el marco de la cual jóvenes indocumentados criados y educados en Estados Unidos intentaron cruzar por el puente peatonal sobre el Rio Bravo que divide Nuevo Laredo (norte de México) y Laredo (Texas, centrosur de EEUU).

Esta acción se denominó “Dream30-Bring them Home” (Sueño 30-Tráelos a Casa) y aunque se suponía que estaría integrada por 30 jóvenes estudiantes deportados o autodeportados a México, en el camino se sumaron tres padres y otros adultos para conformar un grupo de 36 personas, precisó el martes el activista.

La guardia fronteriza estadounidense en el puente se negó a comentar el caso y tampoco quiso confirmar cuántas personas del grupo -con 32 jóvenes- que cruzó el lunes corrían el riesgo de ser deportadas, dijo el agente Ruiz a la AFP.

La Agencia de Inmigración y Aduanas (ICE) estaba semiparalizada el martes debido a la falta de un acuerdo presupuestario en el Congreso de Estados Unidos que obligó a cerrar miles de servicios públicos en la jornada, por lo que los portavoces de estos departamentos se limitaron a colgar en sus páginas web un mensaje alertando que no estarían disponibles.

Según los activistas, entre los jóvenes liberados para seguir haciendo sus vidas con alguno de sus familiares en Estados Unidos, figuran Javier Galvan, de 16 años, que pudo reingresar al país -vivía en Florida- junto a su padre; Javier Calderon; Jessica Gallegos, de 16 años, y su hermana Ingrid Gallegos, de 13, que fueron liberadas con su madre Victoria Reyes y Brandow Gonzalez, de 15 años junto a su madre.

El futuro depende del gobierno de Obama

El caso de estos adolescentes que dominan más el inglés que el español fueron reseñados en los últimos días como los más emblemáticos del drama que viven al estar condenados a la clandestinidad en el único país que conocen.

“Ahora depende del Gobierno del presidente Barack Obama qué sucederá con las otras 27 personas que están detenidas en un centro migratorio en Texas”, dijo Abdollahi al precisar que entre los detenidos hay personas que tienen entre 17 y 33 años de edad.

Los “dreamers” (soñadores) son jóvenes que vinieron a Estados Unidos cuando eran niños y que viven en el país ilegalmente. Según estimaciones de organizaciones pro inmigrantes, 1,7 millones de jóvenes podrían beneficiarse del proyecto de ley conocido como DREAM Act, que les permitiría ir a la universidad pagando matrículas como las de los estudiantes locales y les abriría un camino a la ciudadanía.

La protesta del lunes fue la segunda de este tipo luego de que en julio un grupo de nueve estudiantes realizara una acción similar en Arizona, pero en aquella ocasión la mayoría eran estudiantes que se autodeportaron para entrar por la fuerza a Estados Unidos y llamar la atención sobre la situación incierta en la que viven por la falta de una reforma migratoria.

Ese primer grupo estuvo 17 días en un centro de detención migratoria y luego se les permitió seguir apelando en libertad su proceso para permanecer en Estados Unidos.

Un miembro del Movimeinto de Inmigrantes Meso-Americanos cuelga un cartel frente a la embajada de Estados Unidos en Ciudad de México, el 2 de mayo de 2013

Un miembro del Movimeinto de Inmigrantes Meso-Americanos cuelga un cartel frente a la embajada de Estados Unidos en Ciudad de México, el 2 de mayo de 2013

Abogados pro reforma de inmigración exhiben carteles con rostros de jóvenes inmigrantes o “dreamers” durante una manifestación afuera de un evento de recaudación de fondos del senador texano Ted Cruz, en Manhattan, Nueva York, el 29 de mayo de 2013

Un miembro del Movimeinto de Inmigrantes Meso-Americanos cuelga un cartel frente a la embajada de Estados Unidos en Ciudad de México, el 2 de mayo de 2013.

Comments

comments