(Reuters) – La Corte Suprema de Estados Unidos acordó escuchar los argumentos del Gobierno del presidente Barack Obama para tratar de revivir su plan de proteger a más de 4 millones de inmigrantes indocumentados de la deportación, un decreto que emitió en 2014 para tratar de evitar a un Congreso dominado por la oposición republicana.

La disputa, que se debatirá en los próximos meses y que podría tener un fallo en junio, será una de las decisiones clave de la Corte en este período.

El decreto de Obama fue bloqueado por una corte de Texas, luego de que el estado y otros 25 gobiernos regionales dominados por los republicanos pusieron una demanda para detenerlo, argumentando que el presidente se había excedido en los poderes que le otorga la Constitución.

Comments

comments