(VOA noticias) . – El presidente Donald Trump se dirige este miércoles hacia Polonia en la primera etapa de su viaje que lo llevará a Hamburgo, Alemania, donde asistirá a la Cumbre del G-20.

Trump estará en Varsovia durante unas horas, pero con tiempo suficiente para un discurso en la Plaza Krasinski, cerca del sitio del Levantamiento de Varsovia de 1944 en contra de los nazis.

También tiene previsto reunirse con los líderes de Polonia y Croacia y dar una conferencia de prensa conjunta con el presidente polaco, Andrzej Duda.

La primera visita de Trump a Europa estuvo marcada por la serie de incómodos encuentros con los líderes europeos y su duro discurso a los líderes de la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, pero Polonia puede darle el espacio para brillar en una segunda oportunidad.

De acuerdo a los medios polacos, el gobierno polaco ha prometido a la Casa Blanca una cálida recepción, con grandes multitudes, y se ha esforzado en movilizar a sus ciudadanos para oír su discurso.

Políticamente, la visita también puede resultar importante para Trump que ya trabaja en su campaña de reelección para 2020. Estados clave en las elecciones, como Michigan, Wisconsin y Pennsylvania, acogen a cientos de miles de votantes polaco-estadounidenses.

Seguramente Polonia será puesta como ejemplo de lo que deben ser los socios de Estados Unidos —aliado en Irak y Afganistán y uno de los cinco miembros de la OTAN que cumple en invertir el 2% de su PIB en defensa, algo que Trump demanda de sus aliados.

Polonia también es anfitriona de unos 1.000 soldados estadounidenses.

Antes de partir hacia la cumbre en Alemania, el presidente también sostendrá una reunión con los líderes de una docena de países localizados entre los mares Báltico, Adriático y Negro en una cumbre de la Iniciativa de los Tres Mares, que busca expandir y modernizar el comercio y la capacidad energética y ser menos dependiente de la energía rusa.

“Incluso si no menciona a Putin o Rusia de entrada, con solo poner un pie en Polonia envía un poderoso mensaje”, dijo Jim Carafano, un analista político de la Fundación Heritage.

“Europa trabaja para ser independiente energéticamente —buscando soluciones de libre mercado— y Polonia está en medio del corredor energético, así que tiene sentido que el presidente vaya allí y hable de política energética”.

Pero al mismo tiempo, Trump tendrá que balancear su visita a Europa con el escalamiento de las tensiones con Corea del Norte, tras el lanzamiento de su primer misil balístico intercontinental.

Además tiene previsto reunirse el jueves con el presidente ruso, Vladimir Putin, un encuentro que desde ya es visto como el más importante de la gira.

Comments

comments