Tillerson planea no asistir a reunión de la OTAN

Tillerson planea no asistir a reunión de la OTAN

Like
34
0
Tuesday, 21 March 2017
Noticias

(VOA noticias). 21 marzo – El secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, tiene previsto no asistir a la reunión semestral de ministros de Exteriores de la OTAN esta primavera para en cambio acudir a un encuentro del G-7 y visitar Rusia a fines de abril.

Tillerson se reunirá esta semana con los ministros de Relaciones Exteriores de 26 de los 27 países de la OTAN, menos Croacia, en Washington en una conferencia enfocada a derrotar al grupo extremista Estado Islámico, apuntaron funcionarios estadounidenses el lunes, sugiriendo que no hay necesidad de que asista a la cumbre de la alianza en Bruselas.

El secretario de Estado, Tom Shannon, la tercera persona con más poder en el departamento, representará a Estados Unidos en ese encuentro, agregaron.

Según los funcionarios, el jefe de la diplomacia estadounidense acudirá a la cumbre del G7 en Sicilia en mayo y luego viajará a Moscú.

El encuentro al que Tillerson planea no asistir el 5 y 6 de abril en Bruselas habría sido su primera reunión con los 28 aliados de la OTAN. De acuerdo al Departamento de Estado, asistir a la misma le hubiera dificultado acompañar al presidente Donald Trump en las conversaciones previstas para el 6 y 7 de abril con el presidente chino, Xi Jinping, en el complejo Mar-a-Lago de Trump en la Florida, dijeron cuatro funcionarios actuales y anteriores de Estados Unidos. 

Sin embargo, saltarse la reunión de la OTAN pero visitar Moscú podría alimentar la percepción de que Trump da prioridad a negociar con las grandes potencias primero, dejando para después a las naciones más pequeñas que dependen de Washington para su seguridad, dijeron dos ex funcionarios estadounidenses.

Antiguo trabajo en Rusia

Trump ha elogiado a menudo al presidente ruso, Vladimir Putin, mientras Tillerson, que trabajó con el gobierno de Rusia durante sus años como director ejecutivo en Exxon Mobil Corp, ha cuestionado la sapiencia de las sanciones contra Moscú que ha dicho que podrían afectar los intereses de Estados Unidos.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, debía haber llegado a Washington el lunes para una visita de tres días que se prevé incluyan conversaciones con el secretario de Defensa estadounidense, James Mattis, y para participar en las reuniones contra el Estado islámico.

Señalan error

El representante Eliot Engel, demócrata de alto rango en el Comité de Asuntos Exteriores de la Cámara de Representantes, dijo que Tillerson comete un error al no asistir las conversaciones de Bruselas.

“La Administración de Donald Trump está cometiendo un grave error que sacudirá la confianza de la alianza más importante de Estados Unidos y alimentará la preocupación de que esta administración es simplemente demasiado cercana (al presidente ruso) Vladimir Putin”, dijo Engel en una declaración escrita.

“No puedo comprender por qué la Administración seguiría este curso, excepto para señalar un cambio en la política exterior estadounidense que aleja a nuestro país de las instituciones más importantes de la democracia occidental y alinea más estrechamente a Estados Unidos con el régimen autocrático del Kremlin”, agregó.

Un ex funcionario estadounidense hizo eco de la opinión.

“Alimenta esta narrativa que de alguna manera la administración Trump está jugando con Rusia”, dijo el ex funcionario estadounidense bajo condición de anonimato.

“Uno no quiere hacer sus primeros negocios con los grandes autócratas del mundo, quiere empezar con las grandes democracias y la OTAN es el instrumento de seguridad del grupo transatlántico de las grandes democracias”, agregó.

La “obsoleta” OTAN

Trump ya ha preocupado a los aliados de la OTAN refiriéndose a la alianza como “obsoleta” y presionando a otros miembros para que cumplan con sus compromisos de invertir al menos el 2 por ciento del producto interno bruto en defensa.

La semana pasada, consternó a los funcionarios británicos al repetir un informe de la prensa, negado con fuerza por Gran Bretaña, que la administración del ex presidente Barack Obama pinchó sus teléfonos durante la campaña política de 2016 con la ayuda de la agencia británica de espionaje GCHQ.

Un ex funcionario estadounidense y un ex diplomático de la OTAN, ambos en condición de anonimato, dijeron que la alianza ofreció cambiar las fechas de la reunión para que Tillerson pudiera asistir a Bruselas y a las conversaciones con Xi Jinping, pero el Departamento de Estado rechazó la idea.

El exdiplomático dijo que era vital presentar un frente unido contra Moscú. La Organización del Tratado del Atlántico Norte fue creada en 1949 para servir como baluarte contra la Unión Soviética.

“Dado el desafío que plantea Rusia, no sólo a los Estados Unidos sino a Europa, es importante comprometerse sobre la base de un frente unido si es posible”, dijo el diplomático.

Comments

comments