no-cover

Selena, de 17 años, desaparece tras ir a café internet

Like
85
0
Monday, 18 November 2013
Noticias de Tierra Caliente

TECÁMAC, Méx.— Cuando era estudiante, Abril Selena se caracterizaba por tener buenas calificaciones, no tenía novio, administraba una cuenta en Facebook en la que pocas veces publicaba, era seria, tranquila y bien portada. Aún así fue presa de la delincuencia; la adolescente de 17 años se encuentra desaparecida desde el 26 de mayo de 2011.

Su madre recorre calles, Ministerios Públicos y todo tipo de dependencias de gobierno con el único fin de encontrarla; “estoy desesperada”, dice.

Abril Selena Caldiño Rodríguez desapareció cuando tenía 15 años luego de visitar un café internet al cual fue a hacer su tarea, ya que estudiaba en una preparatoria ubicada en Ojo de Agua, de donde es originaria.

LA DESAPARICIÓN

Según la madre, la señora Isela Rodríguez, eran las 8:00 de la noche del 26 de mayo de 2011 cuando la niña le pidió permiso para salir a hacer trabajos escolares a un café internet.

Selena no acostumbraba tardarse, después de una hora su madre se preocupó, por lo que fue a buscarla al establecimiento al que iría su hija, localizado en Santo Tomás Chiconautla, en Ecatepec, mismo que se sitúa a unos 10 minutos del Fraccionamiento Real del Cid, en el cual vivía la joven.

Al llegar, el encargado le dijo que la chica sí había llegado, pero sólo estuvo unos minutos utilizando una computadora y después se fue.

Inmediatamente, familiares y vecinos empezaron a buscarla por el fraccionamiento y las colonias aledañas a Ojo de Agua. Como no tuvieron éxito regresaron a la unidad habitacional a las 6:00 de la mañana del siguiente día. Al llegar, el vigilante les dijo que había visto a la joven.

El vigilante aseguró a la familia que la muchacha salió del fraccionamiento con un hombre, a bordo de un automóvil; afortunadamente, el guardia le pidió al conductor una identificación, por lo que pudo anotar una dirección y los datos del auto.

“LA MISMA CANTALETA”

Todos esos datos llevaron a la señora Isela al Ministerio Público de Tecámac para levantar una denuncia, pero ahí se topó con “la misma cantaleta” que los funcionarios les dan a los familiares de niñas desaparecidas en el estado de México: “Seguro se fue con el novio, luego regresa”.

Además, los agentes le dijeron que debían esperar 72 horas para que pudieran buscarla. Como la mamá no quiso esperar, elaboró carteles para pegarlos en distintos puntos del municipio. Además se acercó con organizaciones de personas desaparecidas.

Luego de tres días regresó al MP, ahí le abrieron la carpeta de investigación 312100136411. La señora Isela les dio a los policías los datos de la persona y el auto en el que supuestamente iba su hija el día de su desaparición.

DESMIENTE A POLICÍAS E INICIAN MENSAJES

Luego de varios días los agentes le dijeron que la dirección no existía, pero la madre no les creyó. “Fui yo misma a la ubicación que me dio el vigilante, localizada en Santo Tomás Chiconautla, y ahí encontré un auto con las mismas características que me dio el guardia. Les dije a los policías, pero no han hecho nada”, comentó.

La denuncia llegó hasta la Procuraduría General de la República catalogada como trata de personas, donde le abrieron la carpeta 518/EXT/2011.

Fue en junio de 2012 cuando Isela recibió un mensaje de texto en su celular, en el cual le decían que sabían dónde estaba su hija: “¿Es usted la mamá de Abril?, urge, sé dónde está”, se leía en el recado.

Más mensajes seguían llegando y le daban características de la chica para que la mamá les creyera. Uno de esos indicó que ella aún estaba en el estado de México, por ello le pidieron dinero a cambio de la información, mas no por su liberación.

Isela no logró juntar la cantidad, por eso uno de los recados le dijo que entonces se la llevarían a un lugar al norte del país.

UNA CAMIONETA SEGUÍA A LA VÍCTIMA

A casi dos años de la desaparición, Isela recordó que su hija le había dicho que días antes de lo ocurrido una camioneta blanca la seguía, que tenía mucho miedo.

Todos esos datos ya fueron otorgados a las autoridades mexiquenses. La madre de familia guarda los datos exactos del municipio y el lugar donde los mensajes le decían que estaba su hija, pero no los revela por temor a que, en dado caso de que sean ciertos, la escondan aún más.

También tiene la información exacta del auto en el que supuestamente se la llevaron, además de la dirección del propietario del carro. Todos esos datos ya fueron entregados a la policía desde hace meses; aún así, Abril Selena no ha regresado a casa.

Artículos Relacionados

http://www.eluniversal.com.mx/noticias.html

Comments

comments