(AP) — Varios precandidatos republicanos acusaron el sábado al presidente Barack Obama y a su ex secretaria de Estado, Hillary Rodham Clinton, de fracasar en la lucha contra los combatientes del grupo Estado Islámico después de que los ataques terroristas en París se ubicaran en un punto prominente en la contienda por la nominación a la presidencia.

Carly Fiorina, la exdirectora general de Hewlett-Packard, criticó al gobierno de Obama por “los homicidios, el caos, el peligro, la tragedia que hemos visto en París, en el Oriente Medio, en el mundo y muy a menudo en nuestra propia patria”.

“Estoy enojada de que Barack Obama y Hillary Clinton declararan en 2011 la victoria en Irak, abandonaran por conveniencia política todos nuestros avances conseguidos a pulso y en contra de las recomendaciones de todos los generales que hablaron con ellos, dejando de esa forma vastas franjas de territorio y demasiado armamento para que el EI se apoderara de él”, declaró Fiorina durante la Cumbre Sunshine, una reunión política de republicanos de Florida.

Clinton encabeza la contienda por la nominación demócrata a la presidencia.

Donald Trump, quien se presentó en un acto político en Beaumont, Texas, dijo que los ataques en París habrían sido una “situación mucho muy distinta” si las víctimas hubieran portado armas. Dijo que Estados Unidos debería ser más enérgico contra el EI y consideró “demente” que el país acepte refugiados provenientes de Siria después de los ataques en París.

En entrevista con Fox News, el senador Marco Rubio dijo sobre los ataques: “Esta es una guerra de civilizaciones. Es un conflicto de civilizaciones. No es que esta gente tenga un reclamo geopolítico con nosotros. Básicamente se trata de que ellos creen que todo el mundo debe creer en lo que ellos creen o, de lo contrario, uno tiene que morir”.

En Florida, las agudas críticas al gobierno de Obama y las exhortaciones a que cambie su estrategia militar contra los combatientes del grupo Estado Islámico fueron emitidas en momentos en que las autoridades francesas informaron que los ataques coordinados que atacantes suicidas perpetraron a tiros y con explosivos en París dejaron al menos 129 personas muertas y 352 heridas.

El gobernador de Ohio, John Kasich dijo que el EI debe ser destruido con una coalición de aliados de Estados Unidos porque los atentados en Paris fueron un ataque contra la civilización occidental.

Por su parte, el gobernador de New Jersey, Chris Christie, recordó los ataques del 11 de septiembre de 2001 en la ciudad de Nueva York y expresó temor de que los estadounidenses hayan olvidado el miedo y el peligro que sintieron después de esos acontecimientos.

El gobernador de Louisiana, Bobby Jindal, dijo que los más recientes atentados sirven de cauteloso recordatorio de que es necesario garantizar la seguridad de las fronteras de Estados Unidos para impedir el ingreso de “terroristas radicales y nefastos”.

El senador de Kentucky, Rand Paul, dijo que es necesario someter a mayor escrutinio a “refugiados, visitantes y estudiantes” que ingresen en Estados Unidos para determinar si alguno está aquí “para causarnos daño”.

Por otro lado, el aspirante presidencial republicano Jim Gilmore dijo que los ataques muestran que no es momento “de poner a un aficionado inexperto en la Casa Blanca”.

Comments

comments