(Reuters) – El senador republicano Ted Cruz disfrutaba el martes de su victoria en la primera contienda por la nominación electoral de su partido a la Casa Blanca y describió el triunfo sobre su rival Donald Trump en las primarias de Iowa como un tributo a los “conservadores de base” de Estados Unidos.

Cruz también dijo que el resultado de la votación del lunes en el estado de Iowa constituye un rechazo a “la agenda liberal” del presidente Barack Obama y un triunfo para los valores “judeocristianos”.

“Este es el poder de los conservadores de base”, dijo el senador de Texas el martes a la cadena CNN.

“Una de las grandes mentiras que se dicen una y otra vez por los medios es que el país de alguna manera se ha identificado con el enorme Gobierno de Barack Obama. Eso no es verdad. Este es un país de centroderecha. Este es un país construido sobre valores judeocristianos”, sostuvo.

Cruz ganó los “caucus” republicanos de Iowa con un 28 por ciento de los votos, en comparación con el 24 por ciento que obtuvo el magnate Trump, cuya agresiva y poco ortodoxa campaña ha estado marcada por controversias que van desde llamados a prohibir el ingreso de musulmanes a Estados Unidos y la promesa de erigir una muralla a lo largo de la frontera con México.

El senador Marco Rubio, de Florida, de 44 años, quedó en tercer lugar con el 23 por ciento de los votos, en un resultado más sólido de lo esperado al promoverse como la alternativa a Cruz y Trump en la carrera de los republicanos para ganar la nominación del partido a las elecciones presidenciales del 8 de noviembre.

En el bando político contrario, la ex secretaria de Estado Hillary Clinton superó por un estrecho margen al senador Bernie Sanders, en los resultados más ajustados de las primarias demócratas de Iowa en la historia.

Clinton, de 68 años, se erigió como ganadora con una diferencia de apenas cuatro delegados, de acuerdo a cifras del partido. Sanders, de 74 años, un demócrata que se autocalifica de socialista y que ha criticado con dureza la campaña de su rival, declaró que el resultado era un virtual empate.

“Creo que lo significativo de esta votación es que la gente no creía que Bernie Sanders pudiera ganar, que podemos competir contra Hillary Clinton, espero que esa idea haya desaparecido”, sostuvo el senador de Vermont a CNN.

El estado de Iowa ha realizado las primeras contiendas por la nominación a la presidencia de Estados Unidos desde inicios de la década de 1970, otorgando un peso adicional en el proceso electoral que puede generar impulso a los aspirantes al inicio de las primarias que se extenderán por meses.

Comments

comments