(Reuters) – El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, dijo el viernes que su Gobierno está trabajando sistemáticamente para reducir la población en la prisión de la Bahía de Guantánamo y que intentará trabajar con el Congreso para cerrarla.

“Seguiremos reduciendo constantemente la población”, dijo Obama en una rueda de prensa de fin de año en la Casa Blanca, en la que destacó que para comienzos de 2016 el Gobierno espera que haya menos de 100 personas en la prisión en Cuba.

El mandatario remarcó que intentará que el Congreso respalde su plan para cerrar las instalaciones antes de considerar si usa un decreto para hacerse cargo del asunto.

En su conferencia de prensa de fin de año, el mandatario instó a sus compatriotas a mantenerse atentos ante cualquier amenaza de militantes locales del Estado Islámico, destacando que es muy difícil rastrear a “lobos solitarios” como los que llevaron adelante un ataque en California que dejó 14 muertos.

Obama se refirió a los prospectos de derrotar a los militantes del EI, grupo yihadista que controla extensos sectores de territorio en Irak y Siria, pero admitió la dificultad de perseguirlos en suelo estadounidense. “Uno no siempre los ve. No siempre se comunican públicamente”, destacó.

El mandatario destacó que las publicaciones de posibles sospechosos en las redes sociales son seguidos constantemente por las autoridades, pero destacó que las comunicaciones privadas en línea son más difíciles de rastrear.

Las preocupaciones por ataques terroristas aumentaron tras los atentados de noviembre en París, en los que murieron 130 personas. La lucha contra EI seguramente marcará el resto del mandato de Obama, que dejará la Casa Blanca en enero de 2017.

Comments

comments