no-cover

NY: Avanza demanda de hispanas contra la policía

Like
113
0
Friday, 15 November 2013
Noticias USA

NUEVA YORK (AP) — Wendy García, una guatemalteca de 34 años, se arma de valor cada vez que habla de la demanda que ha interpuesto contra la policía de la ciudad de Nueva York.

“Tengo miedo; miedo a represalias, pero siento la necesidad de hablar. Me negaron mis derechos”, explicó la inmigrante, quien lleva 11 años en Estados Unidos.

García es una de las cinco mujeres hispanas que interpuso una demanda federal contra la policía por no ayudarla en español después de asegurar que sufrió un incidente de violencia doméstica en su casa de Queens en agosto del 2012.

El caso avanzó el martes en la corte federal de Brooklyn, donde un juez abrió el camino para que la policía y las demandantes intercambien pruebas del caso. La ciudad planea presentar una moción para que el caso sea desestimado por considerar que no tiene fundamentos.

García, Yanahit Padilla, Arlet Macareno, Lina Carrión y Silvia Soriano dijeron que tras ser víctimas de violencia doméstica fueron atendidas por agentes que no les hablaron en español y que no les ofrecieron tampoco intérpretes. Algunas de ellas habían solicitado por teléfono que los agentes hablaran en su idioma debido a su falta de conocimiento de inglés. Acusaron al departamento además de burlarse de ellas, ridiculizarlas y, en algunos casos, de acabar escuchando tan sólo la versión de los hombres que las maltrataron.

Macareno fue arrestada la noche que llamó a la policía después de que su marido la empujara y cayera por las escaleras de su apartamento. Padilla también fue detenida después de llamar a la policía diciendo que había sido golpeada por su novio.

Paul Browne, vicecomisionado del departamento de policía de Nueva York, dijo a The Associated Press que el departamento usa el servicio de traducciones Language Line desde la década de 1990, al principio para llamadas de emergencia al número 911 y más adelante para ayudar también telefónicamente en situaciones en las que se necesita un intérprete en los precintos y barrios.

“Además de tener a miles de agentes que hablan español, la policía de Nueva York ha reclutado y alistado a miembros del servicio en su programa de voluntarios de traducción para asistir al público y a la policía en investigaciones y para otras necesidades”, dijo Browne en un mensaje de correo electrónico. “Hay más de 1.400 traductores que hablan un total de 64 lenguas distintas que se han presentado voluntarios para ofrecer asistencia si son llamados”.

Según la demanda, la policía de Nueva York niega acceso a intérpretes a individuos con limitado inglés, lo que es contrario a políticas municipales que obligan que los agentes ofrezcan asistencia lingüística gratuita a quien lo necesite. Además de no ofrecer la ayuda, la demanda asegura que la policía “degrada, ridiculiza y maltrata a individuos con limitado inglés” que piden servicios de traducción simultánea y que los “humilla” debido a su falta de conocimiento del inglés.

García dice que llamó al número de emergencias 911 después del incidente de violencia doméstica con su novio y solicitó que un agente que hablara en español fuera a su casa.

Asegura que los agentes que aparecieron en su hogar de Queens no sólo no hablaban español, lo que hizo imposible la comunicación, sino que además escucharon la versión de lo ocurrido, en inglés, por parte de su novio y la amenazaron con arrestarla. Esa noche fue su novio quien acabó presentando una queja contra ella ante la policía.

“Tenemos derechos. Uno tiene derecho a un intérprete. No tienen que valerse del puesto que tienen para humillar a la gente, sobre todo a los hispanos, a los que no tenemos papeles”, dijo García.

Las mujeres que presentaron la demanda son de Ecuador, México y Guatemala. La demanda exige una compensación económica, aunque la cantidad debe ser decidida por la corte.

En el 2009 la policía de la ciudad publicó un Plan de Acceso Lingüístico que obliga a agentes que asisten a personas que no hablan bien inglés a ayudarlas con servicios de traducción simultánea a través de otros empleados bilingües o trilingües del departamento, o usando un intérprete de la empresa telefónica especializada. En el 2010 el Departamento de Justicia señaló varios problemas con la implementación del plan.

El hecho que agentes del orden hablen en español ha sido a veces criticado a nivel nacional. El gobierno estadounidense prohibió a finales de año pasado que agentes de patrullas fronterizas ofrezcan servicios de traducción para inmigrantes a petición de otras agencias. Varios activistas denunciaron la práctica y aseguraron que los agentes aprovecharon la ocasión para preguntar por el estatus migratorio de las personas que interrogaban.

Esta semana un agente recibió una reprimenda en Nueva York por hablar español en una estación de policía. El comisionado de policía Raymond Kelly dijo que la política fue dictada por la ley federal. “Se trata de leyes antidiscriminatorias que dicen que existe un requerimiento de hablar solamente en inglés en el puesto de trabajo”, dijo Kelly. El comisionado señaló que el departamento de policía sólo incluyó una nota sobre el incidente en la ficha del agente.

Según la demanda de Nueva York, casi el 25% de los residentes de la ciudad de Nueva York mayores de cinco años tienen un nivel de inglés limitado y requieren los servicios de asistencia lingüística del departamento de policía. Aproximadamente 1,2 millones de ellos hablan español.

Un portavoz del departamento legal de la ciudad dijo que espera que la corte “considere las acusaciones (de las hispanas) como infundadas tanto objetivamente como legalmente”.

La demanda también fue interpuesta por the Violence Intervention Program, un programa que ayuda a hispanas víctimas de violencia doméstica.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://es-us.noticias.yahoo.com/

Comments

comments