Sólo 6 por ciento de los municipios del país cuenta con un Atlas de Riesgo de acuerdo con datos de la nueva Secretaría de Desarrollo Agrario Territorial Urbano (Sedatu), es decir 150 lo tienen; mientras que en 17 entidades federativas, que acumulan el 62 de la población nacional, se concentra la mayor propensión futura a inundaciones.

Datos de la Comisión Nacional del Agua refiere que las 17 entidades son: Yucatán, Quintana Roo Tabasco, Chiapas, Veracruz, Oaxaca, Guerrero, Tamaulipas y el Distrito Federal, el Estado de México, Querétaro, Jalisco, Michoacán, Coahuila, Nuevo León, Campeche y Puebla.

Información publicada por La Crónica precisa que el Diagnóstico Nacional de Asentamientos Humanos ante Riesgo de Desastres de la Sedesol refiere una población objetivo por riesgo hidrometeorológico (lluvias, tempestades, inundaciones, vendavales, tornados, marejadas), en 964 municipios de 28 estados de la República.

Por su parte, el geofísico del Instituto Politécnico Nacional, Marco Antonio Oliva asegura que los atlas son indispensables para que las autoridades de Protección Civil o áreas afines realicen un trabajo de monitoreo eficaz y ordenado, y determinen qué zonas pueden resultar más afectadas en caso de precipitaciones atípicas u otros fenómenos naturales y hasta organicen desalojos anticipados.

Comments

comments