(NBAmaniacs). 18 abril – El camino de LeBron James a sus séptimas Finales seguidas sigue su curso. Un gran partido de las tres estrellas de Cleveland lanzó al vigente campeón frente a unos Pacers incapaces de mantener el ritmo durante 48 minutos. Ante las crónicas lagunas de ambos equipos, fue el mayor talento ofensivo de los Cavs el que decantó la balanza para imponerse por 117-111, poniendo la eliminatoria con 2-0 a su favor.

Poderoso triunvirato

Por primera vez en playoffs, Kyrie Irving (37 puntos, soberbio en jugadas individuales), Kevin Love (27 puntos con solo un fallo y 11 rebotes) y LeBron James (25 puntos, 10 rebotes, 7 asistencias, 4 robos y 4 tapones) alcanzaron a la vez los 25 puntos. Más allá de 3 triples de Deron Williams, los Cavs no necesitaron más para dominar durante gran parte del partido, encontrando sin problemas posiciones favorables ante la defensa de Indiana. La debilidad de los Pacers, con partidos especialmente flojos de puntales en la retaguardia como Lance Stephenson y Myles Turner, fue letal. 

Solo los propios problemas en defensa de Cleveland evitaron que el partido se decidiera demasiado pronto. Paul George terminó con 32 puntos, 8 rebotes y 7 asistencias, encontrando esta vez a Jeff Teague (23 puntos) como su mejor ayuda ofensiva. De los destellos de talento del alero dependía la supervivencia de los Pacers, siempre metidos en el partido incluso rozando los 20 puntos de desventaja en el tercer cuarto.

Triunfo sin relajación

La noche servía para que LeBron James avanzara algunos peldaños en la historia (superó a Robert Parish como 8º máximo reboteador en playoffs y a Magic Johnson como 3º en robos), aunque sus 8 pérdidas de balón, alguna de ellas sin una especial presión defensiva de Indiana, lastraron la escapada de los Cavaliers. En el último cuarto, un parcial de 0-10 mantenía todavía las opciones de los Pacers por equilibrar la serie.

Pero cualquier duda sobre su importancia en los Cavs quedaba resuelta con un sonoro tapón a Myles Turner a 25 segundos del final. No sentenciaba el partido (Paul George lo mantenía vivo con un forzadísimo triple), pero sí mantenía involucrado a una afición de Cleveland que temía otro final dramático de su equipo. Al final, los seis puntos de ventaja no quedaron ni como victoria moral para unos Pacers que podían haber sacado mucho más premio de los dos primeros partidos de la serie.

19 seguidas

La gran racha de partidos consecutivos de primera ronda ganados por LeBron continuaba (19, la más larga desde Magic Johnson, James Worthy y Michael Cooper con los Lakers en los años 80), y los Cavaliers viajarán ahora a Indiana con el deber cumplido. Como mínimo, le da a Cleveland tiempo extra para arreglar sus problemas en defensa. Ante rivales con más recursos que Indiana, no siempre bastará con su trío de estrellas en perfecta alineación para ganar partidos.

Comments

comments