no-cover

Jóvenes, los más vulnerables ante migración y crimen organizado

Like
69
0
Monday, 18 November 2013
Noticias de Tierra Caliente

Ante la falta de acceso a instituciones educativas de nivel superior y la insuficiente generación de fuentes laborales, la juventud es el sector poblacional más vulnerable ante la migración y la cooptación por parte del crimen organizado, señaló la titular del Consejo Estatal de Población (Coespo), Clara Ochoa Valdés, en el marco de la conmemoración del Día Internacional de la Juventud.

El último censo poblacional advierte que en Michoacán habitan alrededor de un millón 400 mil jóvenes de entre quince y 29 años de edad.

En entrevista con Cambio de Michoacán, la funcionaria comentó que los problemas que actualmente enfrentan los hombres y mujeres en este rango de edades son el insuficiente acceso a la educación y la falta de empleo, “derivado de esto, la falta de habilidades y destrezas para insertarse laboralmente en condiciones favorables”.

A nivel estatal, la tasa de analfabetismo en los jóvenes es baja (2.6 por ciento); sin embargo, según estadísticas del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), existen municipios con índices que triplican el promedio de la entidad, como Charapan (8.1) y Tumbiscatío (7.2); les siguen Nahuatzen y Buenavista (5.4), Tiquicheo (5.3), y Susupuato, Turicato y Yurécuaro (5.1). Los municipios de Churintzio, Morelia y Marcos Castellanos tienen valores de un punto porcentual.

El Inegi señala que los jóvenes que han estudiado la licenciatura aumentaron de 59 mil en 1990 a 72.2 mil en el año 2000, pero del año 2000 a 2010 el incremento y su proporción subió de diez a 21.5 por ciento entre 1990 y 2010.

Clara Ochoa puntualizó que a diferencia de hace 30 años, a estas alturas un título profesional no es garantía para la obtención de una fuente laboral estable y bien remunerada dentro del mismo campo de estudios.

“Como prueba de ello, encontramos taxistas abogados, taxistas médicos, taxistas ingenieros o biólogos”, mencionó, con la acotación de que ello ha incidido para que cada vez menos jóvenes aspiren a ingresar a una institución de nivel medio superior y superior.

Migración y cooptación de grupos delictivos

Por otro lado, destacó que los jóvenes son el segmento de población más importante en la migración interna e internacional, pues al no encontrar suficientes oportunidades en el estado, las buscan fuera de la entidad.

“El problema con estos jóvenes es que, en este momento, las autoridades migratorias de los Estados Unidos realmente tienen políticas policíacas muy destructivas, incluso violatorias a los derechos humanos, de tal manera que se exponen mucho, y de hecho son la carne de cañón de la población repatriada”.

Enfatizó que muchos de estos jóvenes repatriados no regresan a sus lugares de origen, sino que se mantienen en los estados de la frontera norte, donde son presa de abusos e inducción hacia actividades ilícitas.

Cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía muestran que a nivel nacional, un millón 283 mil jóvenes cambiaron su residencia de un estado a otro de 2005 al mismo mes de 2010. A ese flujo, Michoacán aportó 43.9 mil y recibió 28.9 mil jóvenes de las demás entidades de la República.

De acuerdo con este organismo, los estados a los que Michoacán expulsó el mayor número de jóvenes son: Jalisco, Estado de México, Guanajuato, el Distrito Federal, Baja California, Colima, Guerrero, Querétaro y Nayarit.

Finalmente, otro de los problemas que enfrentan los jóvenes, desde la óptica de Clara Ochoa, se centra en la atracción de miembros de este sector poblacional hacia grupos delictivos, por lo que destacó la necesidad de que se retomen los valores familiares y de manera paralela se generen en el estado más opciones de educación y empleo.

Es preciso recordar que según declaraciones recientes del secretario de los Jóvenes, Francisco Xavier Lara Medina, se desconoce el grado de penetración que han tenido los grupos delincuenciales sobre los jóvenes en Michoacán, pero la problemática se advierte y evidencia la necesidad de dar continuidad a los programas sociales, deportivos, culturales, de impulso al empleo y de rescate de espacios públicos.

Cuestionado al respecto, Francisco Lara comentó que por su naturaleza no hay información que pueda indicar el grado de penetración que tienen los grupos delincuenciales entre los jóvenes; sin embargo, se reconoce que es un sector susceptible a ser atraído para fines ilícitos.

Les ubicó entre las principales víctimas de la guerra “insensata y cruel” que se instrumentó (en la administración federal pasada) contra la delincuencia organizada. Por tanto, se pronunció convencido de que el ataque frontal a los delincuentes no sólo debe perpetrarse a través de la fuerza, sino mediante la ejecución de programas sociales, culturales, rescate de espacios y de impulso al empleo, que puedan coadyuvar en la mitigación de ese reclutamiento del crimen organizado pero también para la delincuencia común.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://www.cambiodemichoacan.com.mx/index1

Comments

comments