(VOA noticias). – El exalguacil del condado Maricopa, Arizona, Joe Arpaio, minimizó el miércoles su reciente condena criminal al calificarla como un “delito menor”, e insistió que no buscará un indulto del presidente Donald Trump, a pesar de que lo apoyó durante la campaña presidencial del 2016.

Arpaio dijo en entrevista con The Associated Press que estaba asombrado de haber sido hallado culpable de un crimen, luego de 50 años de trabajo continuo en las instituciones destinadas a hacer cumplir la ley.

El exsheriff del área metropolitana de Phoenix fue declarado culpable por una corte la semana pasada por desafiar una orden de un juez que le impedía continuar sus operativos enfocados en detectar inmigrantes.

Con 85 años de edad, Arpaio enfrenta una pena de hasta seis meses de prisión. Algunos abogados que han seguido el caso consideran difícil que alguien de esa edad sea encarcelado. La sentencia será dictada el 5 de octubre.

Arpaio dijo que no descarta la posibilidad de volver a postularse como sheriff y mantiene firme su apoyo a Trump.

“Estoy con él desde el primer día y estoy con él hasta el final. No le pido nada. Él puede arrojarme al pantano y cubrirme con basura y yo seguiría apoyándolo”, aseguró. 

La victoria electoral de Trump alimentó las especulaciones de que Arpaio, que ha enfrentado diversos problemas legales, podría pedir un indulto presidencial. Su abogado rechazó comentar si buscará apoyo del mandatario.

Aunque Arpaio dijo a la AP que enfrentará sus batallas legales sin ayuda de Trump, la televisora KTVK-TV de Phoenix reportó que el exsheriff había dicho en una entrevista que quería saber por qué Trump no lo había rescatado.

“Alguien debe preguntar al presidente dónde está”, dijo Arpaio a la emisora.

Además de que Arpaio mostró apoyo a Trump durante la campaña electoral, el hoy mandatario evocó su nombre en sus llamados para fortalecer los controles migratorios.

Trump usó la misma retórica y abogó por tácticas migratorias como las que hicieron a Arpaio un personaje reconocido en todo Estados Unidos en la década pasada.

Arpaio participó en los actos de campaña de Trump en Iowa, Nevada y Arizona, incluida una gran concentración en el suburbio donde vive Arpaio en Phoenix. También pronunció un discurso durante la Convención Nacional Republicana en la que dijo que Trump evitaría que inmigrantes entren al país.

Comments

comments