(lavozdemichoacan) – En Michoacán, la Junta de Asistencia Privada tiene registradas a 10 casas hogares como focos rojos, porque no han cumplido con los requisitos para poder brindar el servicio a menores de edad y advierte que se les permitirá que ofrezcan el servicio una vez que cumplan con los requerimientos. Así lo anunció la presidenta de la Junta de Asistencia Privada, María Leticia Vázquez Álvarez, quien expresó que tienen registradas a 40 casas hogares con más de 3mil niños y jóvenes atendidos, que en términos generales están en buenas condiciones y cumplen con los requerimientos y las atenciones adecuadas al grupo de personas que atienden.

Precisó que se está trabajando de manera conjunta con la Procuraduría de la Defensa del Menor del Sistema DIF en la supervisión de las instancias “y tenemos logros muy positivos, Michoacán es importante y estamos luchando por todos nuestros niños para que estén bien”. Las principales irregularidades en que incurren las casas hogar, según el Gobierno del Estado, es no tener la infraestructura para la atención de menores. Asimismo se detectó que no ofrecen el servicio adecuado, por ejemplo, no se encontraba el personal necesario en los momentos que los menores lo ameritaban; algunas carecen de la justificación clara sobre el origen del recurso con el que mantienen las instancias sociales.

Algunas anomalías son derivadas por la falta de apoyos económicos, por ello se analiza de qué manera se les apoya y en otros casos se está revisando que hasta que sean remodeladas o reestructurados sus patronados ofrezcan el servicio. “Les estamos pidiendo que no tengan niños ahorita hasta que estén totalmente remodeladas y encontremos quién va a proveer del recurso para que los niños tengan las mejores atenciones”, adelantó.

El Gobierno del Estado apoya de acuerdo a las necesidades de las instituciones sociales, como orientación sobre asesoría contable a fin de que tengan recibos deducibles de impuestos para que acudan a las empresas y los apoyen.

Actualmente tienen 40 casas registradas y 10 en proceso de reestructuración porque su patronato no ha sido integrado, no tienen las condiciones adecuadas de los edificios y carecen del recurso económico para sostenerlas.

De las 10 en revisión, cada una tenía cuatro o tres niños, se habla de más de 30 menores que albergan estos espacios. Hay diferentes edades y cada asociación es diferente aunque la cantidad cambia regularmente, se considera que son más de 3 mil niños y niñas albergados en las diferentes instituciones y dijo que esperan que en próximos días concluirá la revisión.

Dentro de las revisiones que han realizado se analiza que los niños no tengan problemas legales, es decir, que sean infantes que no están registrados o que carecen de un apellido, para ello se busca la atención y colaboración del Sistema DIF. “Revisamos las instituciones en qué condiciones están, cómo reporta los recursos, como reciben los recursos, qué atención se ofrece a los menores, son muchas cosas”, detalló.

Comments

comments