Las condiciones de los centros de detención de indocumentados en Estados Unidos ha empeorado en el último año, lo que significa un alza en el número de muertes y de suicidios, apuntó el organismo Detention Watch Network (DWN).

En un estudio publicado esta martes, el organismo señaló que en los centros de detención también prevalece la deficiente atención médica y de salud mental, la comida en malas condiciones y las restricciones arbitrarias en visitas y acceso a recursos legales.

El organismo resaltó que en los últimos 10 años han muerto 141 personas en centros de detención en Estados Unidos y que tan sólo en este año nueve personas han perdido la vida, de los cuales al menos tres se suicidaron.

Titulado “Expuestos y cerrados, un año más tarde: la ausencia de rendición de cuentas en la detención de inmigrantes”, el estudio concluyó además que 429 mil inmigrantes fueron detenidos en el año fiscal 2011, con un costo anual de mil 840 millones de dólares.

Destacó que mientras el Congreso debate una reforma migratoria, las masivas detenciones de inmigrantes en todo el país han sido ignoradas casi por completo, por lo que DWN llamó al gobierno federal a que cierre los centros de detención con peores condiciones.

El organismo también urgió al Congreso a terminar la arbitraria política que requiere una cuota de al menos 34 mil inmigrantes detenidos cada día.

“En el último año, las condiciones en las cárceles de inmigrantes sólo han empeorado. El aislamiento continuo y los inadecuados servicios médicos y de salud mental han conducido a un sufrimiento innecesario y en algunos casos a la muerte”, afirmó Silky Shah, directora ejecutiva interina de DWN.

Consideró que la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE, por sus siglas en inglés) debe terminar los contratos con los centros con peores condiciones y permitir que inmigrantes regresen con sus familias y comunidades.

El informe estableció además que muchos inmigrantes han sido confinados a celdas de aislamiento por “su propia seguridad”, en los casos de homosexuales, transexuales y personas con trastornos mentales.

Denunció que en algunas instancias, la únicas visitas a los detenidos son mediante un video en que conversan con sus familiares y expuso que la comida es escasa, hay que esperar largos periodos para obtenerla y a veces es de tan mala calidad que está infestada de gusanos.

Comments

comments