Este día desde temprana hora, elementos de diferentes corporaciones policiacas dependientes de la Secretaría de Seguridad Pública se concentraron a las afueras del cuartel de la Policía Estatal Preventiva, ubicado en el Periférico Independencia, donde se ubica el Monumento al Policía Caído. Lo que inició como un paro de labores por parte de los elementos, se convirtió en el recorrido de un contingente de aproximadamente 250 policías que llegaron hasta Palacio de Gobierno para exigir solución a la demanda de sus pagos pendientes.

Desde el pasado 17 de marzo, los uniformados pertenecientes a la Policía Estatal Preventiva, Grupo de Operaciones Especiales (GOE) y los oficiales adscritos a los Centros de Protección Ciudadana de todo el estado iniciaron un paro de labores indefinido, aunque luego de una negociación con el gobierno del estado, para el siguiente día los elementos habían regresado a sus labores.

Sin embargo, este viernes cerca de las 08:00 horas el contingente de uniformados de cinco regiones de elementos operativos de la Secretaría de Seguridad Pública, es decir Morelia, Zamora, Zitácuaro, Lázaro Cárdenas y Apatzingán, inició su reunión y durante cerca de dos horas los elementos exigieron sus demandas, entre las que están el pago de viáticos pendiente desde hace tres meses, así como otras prestaciones económicas.

Tanto a pie como en vehículos propios, los policías avanzaron sobre el Periférico Independencia con dirección a Casa de Gobierno, donde algunas de las pancartas fueron colocadas en las afueras del recinto, en espera de que fueran atendidos por el gobernador del estado, Fausto Vallejo Figueroa. En este lugar permanecieron por casi otras dos horas.

Cerca de las 12:40 horas, el contingente de uniformados nuevamente avanzó, esta vez con rumbo a Palacio de Gobierno, ya que se les había informado que en este recinto se encontraba el mandatario estatal.

Una de las horas de tráfico más complicadas en la zona aledaña a Casa de Gobierno y el Zoológico Benito Juárez se vio severamente agudizada con el bloqueo de este contingente, que se trasladó a través del carril de dirección sur- norte de la Calzada Juárez.

En este trayecto uno de los elementos inconformes comentó que participa en los operativos que se llevan a cabo en los partidos de futbol en el Estadio Morelos, por los cuales recibe una remuneración de 100 pesos, aunque en este 2014 ninguno de dichos operativos ha sido remunerado a los policías participantes.

Son cuatro mil 960 pesos mensuales lo que el entrevistado dijo recibir por concepto de viáticos mensualmente, y durante los últimos tres meses dicha cantidad no le ha sido entregada. Además de que no se le ha remunerado una bonificación de mil 300 pesos mensuales. “Nada más nos quieren fregar y fregar, ¿y nosotros qué?”, expresó con indignación el uniformado.

Al avance del contingente lo mismo había miradas incrédulas que algunas de molestia. “¡Pásale por arriba si quieres!”, gritaba una fémina integrante de la policía estatal a un conductor que evidentemente molesto llevaba su vehículo a escasos dos metros detrás de la gendarme, además de activar su claxon para pedir que se le permitiera el paso.

En versiones obtenidas durante la marcha, denunciaron que tanto en la Academia de Policía, como en el Cuartel Independencia, había compañeros de diferentes corporaciones dispuestos a participar en las movilizaciones, pero les fue restringida la salida de ambos lugares bajo amenaza de ser despedidos.

Las amenazas por parte de altos mandos, así como las deplorables condiciones de trabajo en algunas regiones también fueron señaladas, en concreto, el caso de Zamora, donde los uniformados se concentran en un domicilio particular y hasta diez de ellos comparten habitación, mientras que un sanitario sencillo debe ocuparse por 30 uniformados, “nos acaban de cortar la luz, y tenemos que acarrear agua en cubetas para el baño”, agregó el elemento policiaco que comentó esta situación.

Los policías mantuvieron su plantón a las afueras de Palacio de Gobierno y fue hasta las 17:40 horas que los elementos se retiraron tras una reunión en privado con el director de Gobernación, Antelmo Esparza Verduzco, aunque al solicitar a la Secretaría de Gobierno señalaron que el acuerdo con los policías fue hecho por el delegado administrativo Gerardo Gallegos.

Fuente: mediotiempo.com

Comments

comments