El mejor Stephen Curry abusa de unos Clippers irreconocibles

El mejor Stephen Curry abusa de unos Clippers irreconocibles

Like
63
0
Sunday, 29 January 2017
NBA

(NBA Maniacs). 29 enero – Golden State le tiene la medida tomada a los Clippers desde hace un tiempo. Desde Navidad de 2014, el equipo angelino ha sido incapaz de arrancar una victoria ante el vigente campeón del Oeste, y su mala racha siguió con estrépito. Los Warriors lograron su octava victoria consecutiva ante los Clippers por un resultado de escándalo: 144-98. La explosión del Stephen Curry de las mejores noches fue letal.

Volvió el rey del triple

El todavía vigente MVP terminó con 43 puntos (incluyendo un 9/15 en triples), 9 rebotes y 6 asistencias, sin ni siquiera alcanzar los 29 minutos de juego ni disputar el último cuarto, ya con el duelo sentenciado. Su capacidad para anotar desde cualquier posición de la cancha superando a cualquier defensa que se le pusiera encima volvió a levantar al Oracle Arena para lo que fue una de las noches más plácidas de la temporada, incluso ante un teórico rival directo.

Los Clippers, incluso con Blake Griffin recuperando sensaciones (20 puntos en 23 minutos en el segundo partido tras superar su lesión de rodilla), fueron una marioneta para sus rivales. Su defensa nunca funcionó, y la ausencia de Chris Paul le debilitó en la creación de juego. Las diferencias iban poco a poco abriéndose, con el equipo de Doc Rivers perdiendo de 21 puntos al descanso. Lo que no sabían es que lo peor para ellos estaba por llegar.

12 minutos prodigiosos

Stephen Curry se dejó lo mejor de su repertorio en el tercer cuarto. Su salida tras el descanso fue antológica, anotando 25 puntos (por solo 23 de los Clippers al completo), incluyendo 5 triples no precisamente rozando el arco. Una forma no solo de asegurar la victoria, sino una paliza de las que dejan huella en su rival. Al final, los 46 puntos de desventaja fueron la peor derrota del equipo angelino en el siglo XXI.

Para los Warriors, la victoria deja un regusto magnífico. Fue la tercera vez esta temporada en la que conseguían ganar por al menos 40 puntos, igualando ya el récord absoluto de la historia de la NBA alcanzado por última vez en 1988-89 (Lakers y Suns). Además, son a estas alturas de la campaña el equipo de la historia con mejor diferencial de puntos total, superando con +628 los +627 de los Lakers de 1971-72.

Viento en popa

Y si bien Golden State ya tiene más que aprendido que los récords de temporada regular no garantizan campeonatos, todo sigue funcionando a pleno rendimiento. La adaptación de Kevin Durant al quinteto de los Warriors, al menos por lo visto en cancha, ha sido casi idílica, y el equipo es ya con claridad el más sólido de la temporada (líderes destacados con 40-7). El equipo de Steve Kerr navega con seguridad a asegurarse el mejor balance de la liga.

Comments

comments