no-cover

EEUU: Legislador es clave en debate migratorio

Like
87
0
Friday, 15 November 2013
Noticias USA

WASHINGTON (AP) — Dependiendo de a quién se pregunte, el representante Bob Goodlatte está tratando de obstaculizar un histórico proyecto de reforma integral del sistema de inmigración o ilustra el nuevo rostro del Partido Republicano que trata de encontrar un denominador común en un tema contencioso.

De cualquier manera, este político de hablar suave y coleccionista de pelotas de béisbol autografiadas hace sentir su peso en el debate sobre la inmigración en momentos que llega a una fase crítica en el Capitolio federal.

Goodlatte, un conservador de Virginia, asumió en enero la presidencia de la Comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara de Representantes, con jurisdicción sobre la inmigración y el control de las armas. Goodlatte alarmó a algunos defensores de la inmigración la semana pasada al decir que su comisión debatirá el tema punto por punto, y que presentará una serie de propuestas específicas en vez de un proyecto de ley integral como el que está pendiente en el Senado y que el presidente Barack Obama apoya.

Ese proyecto más amplio, redactado por un grupo bipartidista de ocho senadores, debe debatirse en la Comisión de Asuntos Jurídicos del Senado a partir de la próxima semana.

Kica Matos, directora de Derechos de los Inmigrantes y Justicia Racial del Centro por el Cambio Comunitario, califica la postura de Goodlatte de “un intento desesperado de demorar y afectar el impulso abrumador” con que cuenta la propuesta para ofrecer un estatus legal y, al final, la naturalización a millones de extranjeros que viven en Estados Unidos sin autorización.

Un destacado liberal que ha trabajado con Goodlatte no concordó con esa afirmación.

Eso “confirma lo que he dicho en público y en privado sobre el nuevo tono y el nuevo interés entre los republicanos”, dijo el representante demócrata Luis Gutiérrez. “Quieren solucionar el tema de la política de inmigración y no explotarlo por razones partidistas”.

El enfoque de Goodlatte no es nada nuevo en él. Durante dos decenios en la Cámara, ha trazado un rumbo estable y deliberado en temas que van desde la agricultura hasta la privacidad en internet. El representante busca consenso donde es posible, pero sin abandonar su ideología conservadora o apartarse mucho de la línea partidista republicana, dicen personas que lo conocen.

La diferencia ahora es que en vez de trabajar fundamentalmente tras bambalinas, Goodlatte preside una comisión con jurisdicción sobre partes clave de la ambiciosa agenda del segundo período de Obama, sobre todo la inmigración. Goodlatte dice que está deseoso de hacer avanzar el debate, convencido de que un enfoque por temas específicos es la mejor manera de hacerlo avanzar en la Cámara, pero sin declarar que el método se impondrá al final.

“Este proceso puede ser largo, pero permite que todos los representantes y senadores hagan escuchar las voces de sus representados”, dijo Goodlatte. “Y estudiar con detalle cada uno de los temas individuales dentro del debate amplio sobre la inmigración nos ayudará a redactar un proyecto de ley mejor que beneficiará a los estadounidenses y ofrecerá un sistema de inmigración que funcione”.

De muchas maneras, Goodlatte, de 60 años, ha preparado toda su carrera para este nuevo papel, desde su primer trabajo después de graduarse de abogado como jefe de personal de distrito de un entonces miembro de la Comisión de Asuntos Jurídicos, Caldwell Butler, quien sirvió durante el juicio político al presidente Richard Nixon. Goodlatte nació en Massachusetts pero se mudó a Virginia para estudiar Derecho y se quedó, aunque todavía es un fanático de los Medias Rojas. Goodlatte, que vive en Roanoke, también fue abogado de inmigración y ayudó a sus clientes a navegar el rompecabezas bizantino que es traer trabajadores legalmente a Estados Unidos.

A Goodlatte, que usa lentes de armadura delgada y algunas veces una corbata marrón adornada con banderas estadounidenses, casi todos lo describen como una persona asequible y dispuesta a escuchar puntos de vista contrarios. Además de coleccionar pelotas de béisbol y figuras de elefantes que adornan su despacho, es un enamorado de la historia que ha viajado a los lugares de nacimiento de la mayoría de los presidentes de Estados Unidos y se entusiasma al contar hechos poco conocidos sobre ellos.

El papel más destacado de Goodlatte en el Congreso hasta la fecha fue durante el caldeado debate del último período de sesiones sobre la piratería en internet. Como presidente de la Subcomisión sobre Propiedad Intelectual de su comisión, ayudó a encaminar la Ley contra la Piratería en Internet, que provocó una gran oposición de críticos que alegaron que llevaría a la censura y coartaría la innovación.

El Congreso abandonó el proyecto de ley en una retirada vergonzosa, y Goodlatte y otros que respaldaban la ley fueron calificados de personas opuestas al desarrollo que no comprendían la internet. Goodlatte dice ahora que ese debate nunca ocurrió como él hubiera preferido.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://es-us.noticias.yahoo.com/

Comments

comments