no-cover

EEUU: desalojados por ocupar la oficina de un congresista hispano

Like
82
0
Tuesday, 31 December 2013
Noticias USA

Una decena de estudiantes indocumentados y activistas que ocuparon el viernes las oficinas del congresista de Florida Mario Díaz-Balart para pedirle un proyecto de reforma migratoria “ya, sin más postergaciones”, fueron desalojados.

El grupo, conformado por activistas de varias organizaciones defensoras de los inmigrantes, fue desalojado por personal de la oficina del congresista que llamó a la policía, indicó un comunicado de la alianza Florida Immigration.

Los manifestantes se trasladarán a un centro de detención migratoria en el condado de Broward, al norte de Miami, desde donde continuarán su protesta fuera del lugar.

Algunos activistas empezaron un ayuno “como medida de presión para que Díaz-Balart no nos dé más largas a este asunto”, dijo el activista Tomás Pendola.

Díaz-Balart, congresista republicano de origen cubano, integra el grupo de los siete en el Congreso que prometió elaborar un proyecto de reforma migratoria para empezar a debatir en octubre.

“Hasta ahora no nos han enseñado nada, sólo nos dice: ‘Estamos trabajando en eso’, y no queremos más postergaciones, buscamos una reforma migratoria para ya”, agregó Natalia Jaramillo, portavoz de la alianza Florida Immigration.

Los manifestantes quieren que el congresista les dé una respuesta y varios de ellos están haciendo ayuno hasta el martes por la mañana como forma de protesta.

La paralización parcial del gobierno de Estados Unidos a raíz de una disputa política que enfrenta a un grupo radical del Partido Republicano con el presidente Barack Obama por la reforma sanitaria, sumado al problema de la deuda y el prespuesto estadounidense, dejó en el limbo la reforma migratoria que el mandatario había prometido sacar adelante este año.

El Senado, controlado por los aliados del presidente Obama, adoptó un proyecto de reforma migratoria el 27 de junio con un texto que prevé, bajo condiciones estrictas y al fin de un período transitorio de por lo menos 13 años, acordar la nacionalidad estadounidense a personas que vivan ilegalmente en el país.

Sin embargo, la reforma quedó estancada en la Cámara Baja, dominada por republicanos, hostiles a cualquier medida que represente una “amnistía” para los indocumentados.

El congresista republicano por Florida Mario Díaz-Balart, visita un centro de elección para la comunidad venezolana el 12 de febrero de 2012 en Doral.

Comments

comments