(VOA noticias). 7 abril – Estados Unidos lanzó una andanada de misiles contra una base aérea siria durante la madrugada del viernes como represalia por el atroz ataque con armas químicas del que se responsabiliza a las fuerzas del presidente Bashar al-Assad.

Los ataques estadounidenses —unos 59 misiles crucero Tamahawk lanzados desde los buques USS Ross y USS Porter desplegados en el Mediterráneo oriental— alcanzaron la base aérea de Shayrat, desde donde según funcionarios estadounidenses despegaron los aviones militares sirios que arrojaron los químicos que habrían matado a unos 100 civiles. 

Fue el primer ataque directo estadounidense contra el gobierno sirio y la orden militar más drástica del presidente Donald Trump desde que llegó a la presidencia hace poco más de dos meses.

Al anunciar la ofensiva desde su residencia en Florida, el mandatario dijo que no había duda de que el presidente sirio Bashar Assad era el responsable del ataque químico, el cual, agregó, empleó gases prohibidos.

Trump dijo que en Siria se “ahogó la vida de hombres, mujeres, niños y niñas indefensos. Fue una muerte lenta y brutal para muchos”.

“Incluso hermosos bebés fueron cruelmente asesinados en este ataque tan bárbaro. Ningún hijo de Dios debería sufrir tal horror. Esta noche ordené un ataque militar dirigido a la base aérea de Siria desde donde se lanzó el ataque químico”, dijo Trump.

”Assad acabó con la vida de hombres, mujeres y niños indefensos”, subrayó..​

Comments

comments