El acelerado crecimiento de la capital michoacana ha complicado la labor de los servicios médicos de emergencias, pues el crecimiento poblacional en la periferia de la ciudad ha sido de un 58 por ciento, situación que, sumada a los constantes bloqueos y marchas en la capital michoacana, complica la labor de los servicios de rescate que se han visto rebasados en su capacidad de respuesta, principalmente durante los fines de semana.

Así lo mencionó en entrevista con Cambio de Michoacán la coordinadora local de socorristas de la Cruz Roja Mexicana, Norma Angélica Ruiz, quien desde hace ocho años presta labora en esta institución.

En datos del Centro de Investigaciones en Geografía Ambiental (CIGA), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), la población de la zona denominada como mancha urbana se incrementó hasta en 43 mil 127 habitantes. Tal crecimiento es el elemento que la socorrista señala como factor para el incremento tanto en la cantidad de llamadas de auxilio a las que deben responder, como en el aumento de los tiempos de traslado.

Ruiz Sánchez comentó que la zona poniente de la ciudad es más complicada para los socorristas debido a la densidad poblacional que de dicha área, otro factor es la lejanía de esta zona respecto de las instalaciones de la institución.

Igualmente expuso como una realidad el incremento en la cantidad de servicios que los socorristas de la Cruz Roja llevan a cabo, ya que durante 2012, mensualmente atendieron entre 600 y 650 llamados, mientras que durante 2013, a excepción del mes de marzo, el promedio mensual ha sido de 700 a 750 servicios.

La coordinadora puntualizó que en los fines de semana es notorio el aumento de la demanda y los tiempos de recorrido que deben realizar los socorristas, principalmente los viernes y sábados. De lunes a miércoles hacen uso de dos o tres ambulancias para atender las emergencias, mientras que de jueves a domingo circulan entre cuatro y 6 unidades.

Sin embargo, Ruiz Sánchez aceptó que los servicios de emergencias se ven rebasados por el crecimiento de la mancha urbana, por lo que aumenta la población a la que debe atenderse y se dificulta el traslado de los socorristas; aunado a ello, las tomas de vialidades y las marchas son otros factores que más retrasos provocan en la atención a los llamados de auxilio que atienden.

Actualmente, las emergencias que más reciben son las relacionadas con enfermos con cardiopatías, diabetes e insuficiencia renal, además de personas con trastornos depresivos o ansiedad, eso sin contar la atención en accidentes vehiculares y personas lesionadas por caídas.

Comments

comments