no-cover

Arzobispo de Los Angeles apoya reforma migratoria

Like
89
0
Friday, 15 November 2013
Noticias USA

El arzobispo José H. Gómez dijo el viernes que confía que se apruebe una reforma migratoria, aún ahora que una iniciativa de ley aprobada en el Senado enfrenta oposición de congresistas republicanos.

“Estoy muy optimista, creo que sí puede salir algo”, dijo el líder hispano de mayor jerarquía en la Iglesia católica estadounidense durante una entrevista en la catedral de Nuestra Señora de Los Angeles. “Esperamos que sea algo con lo que se pueda empezar trabajar. Creo que todo este movimiento no nos dará una ley perfecta, pero sí un inicio para que haya una verdadera reforma de inmigración”.

Gómez, quien dirige la Arquidiócesis de Los Angeles, la más grande del país, habló con la prensa para promover su libro “Immigration and the next America: Renewing the soul of our nation” (inmigración y el futuro Estados Unidos: renovando el alma de nuestra nación), que salió a la venta el 1 de este mes.

El lanzamiento, a su vez, ocurre mientras una propuesta de ley aprobada en el Senado enfrenta oposición de legisladores republicanos en la Cámara de Representantes.

En el libro de 116 páginas, el religioso nacido en México reitera su apoyo a una reforma migratoria y pide un alto a las deportaciones mientras se debaten propuestas legislativas.

Gómez también se manifiesta en contra de multas costosas para los potenciales solicitantes de residencia legal, prefiriendo castigos como servicio comunitario y educación cívica.

El libro es un compendio de las presentaciones que Gómez ha hecho en últimos años. Resalta la fundación religiosa de Estados Unidos y hace un recuento histórico de la relación de la Iglesia y el país con los inmigrantes.

Dice por ejemplo que “dos siglos antes de que nuestros documentos sobre la emancipación fueran escritos en inglés, hubo inmigrantes aquí (en Estados Unidos) rezando y predicando en español”, refiriéndose a los españoles que llegaron por los años 1500, antes que los colonos británicos.

Gómez aboga por la reforma desde un punto de vista humano y espiritual, calificando a las deportaciones de “cruel” y criticando la ironía de mantener una subclase inmigrante a la que también se le teme.

“Estamos hablando de almas, no estadística. Estamos hablando de familias… estamos hablando de una política nacional que deja a muchos niños virtualmente ‘huérfanos’, para ser criados en las calles o el servicio público. ¿Qué estamos haciendo? ¿A estos niños y a nosotros mismos? ¿En qué nos estamos convirtiendo? Lo que estamos haciendo ahora traiciona nuestros valores y hace a nuestro país más débil y más vulnerable”, dijo.

La Iglesia respalda una reforma migratoria porque muchos de los 11 millones de inmigrantes sin papeles potencialmente afectados por una reforma migratoria son católicos, explicó Gómez.

“Debido a somos una iglesia católica, este debate sobre inmigración es un debate sobre el futuro de la Iglesia y nuestra gente católica. Los mexicanos y latinoamericanos en el centro de esta polémica – los millones cuyos destinos están siendo decididos por nuestros políticos – son mayormente feligreses católicos”, dijo el religioso.

La Iglesia no lleva cuenta del origen de sus feligreses sino que calcula esta cifra por la cantidad de bautizos de niños. Los Angeles, por ejemplo, realiza un promedio de unos 84.000 recién nacidos e infantes al año. La mayoría de estos son hispanos, asiáticos y de otras minorías étnicas, según Gómez.

“Muchos sentimos miedo e inseguridad por la creciente presencia de vecinos que no se parecen a nosotros, que hablan otros idiomas y que tienen diferentes tradiciones y países de origen”, dice. “La inmigración es una prueba de derechos humanos para nuestra generación. También es un momento definitorio para Estados Unidos”.

El domingo, Gómez dirigirá una misa para rezar por los inmigrantes y una reforma migratoria con eventual posibilidad de nacionalización.

Gómez declinó preguntas sobre el escándalo de sacerdotes pederastas, limitándose a decir que “la Iglesia está haciendo y seguirá haciendo todo lo posible para evitar que esta tragedia vuelva a ocurrir”.

“Obviamente, el asunto de abuso sexual de niños ha sido una tragedia para la Iglesia y la sociedad. La Iglesia, como sabes, ha hecho mucho para tratar estos problemas y evitar abusos en el futuro. Tenemos un programa de protección para niños. Hemos educado a más de un millón de niños sobre protección. También tenemos programas que han educado (sobre el mismo tema) a más de 200.000 voluntarios y otras personas que trabajan con niños”.
Artículos Relacionados

http://es-us.noticias.yahoo.com/

Comments

comments