Analizarán legisladores y gobierno de EUA impacto de deportaciones

Analizarán legisladores y gobierno de EUA impacto de deportaciones

Like
99
0
Saturday, 15 March 2014
Noticias USA

Legisladores hispanos en el Congreso y el secretario de Seguridad Interna (DHS), Jeh Johnson, discutirán medidas para mitigar el impacto de las deportaciones en las familias inmigrantes, anunció hoy el presidente demócrata en la cámara baja, Xavier Becerra.

A la vez, la fracción continuará empujando para que el liderazgo republicano en la Cámara de Representantes permita un voto sobre la reforma migratoria, donde a decir de Becerra existen los votos necesarios para su aprobación.

“Nosotros no estamos demandando que todos los republicanos voten, sólo que nos permitan tener una votación. No necesitamos 230 republicanos que voten a favor, sólo que nos permitan votar”, indicó el legislador por California en rueda de prensa.

Becerra dijo que entiende la frustración y la desconfianza que existe entre la comunidad hispana sobre el éxito de estas gestiones y las del propio presidente Barack Obama, pero insistió que el único curso para una solución permanente es a través de una nueva ley.

“El presidente tiene flexibilidad, no absoluta, de tratar de hacer trabajar mejor la ley, pero él no puede poner en vigor una ley eso sería ir contra la Constitución”, precisó.

Aunque el Senado aprobó en junio pasado su proyecto para una amplia reforma migratoria, los republicanos que controlan la cámara baja han resistido hasta ahora todo intento para programar un voto y han dejado en claro que el debate será gradual, discutiendo diversas propuestas y no una sola.

Ante esta inactividad algunos legisladores hispanos y organizaciones civiles a favor de la reforma migratoria han pedido a Obama que recurra a su poder ejecutivo para detener las deportaciones, algo a lo que hasta ahora el mandatario se ha resistido.

“Nosotros estamos con todos los que abogan por no separar a las familias, pero el mejor modo de asegurar que una familia no va a ser separada es tener un voto en la cámara baja sobre un proyecto de ley que reforme las leyes migratorias”, dijo.

Becerra consideró que sin ese curso de acción, entonces “estamos pidiendo algo del presidente que va a ser bien difícil”.

Insistió que aún el programa de acción diferida (DAC, por sus siglas en inglés) que la administración Obama implementó en 2012 fue “un arreglo” temporal dentro de la ley, “pero creer que se puede hacer algo –similar- para todos –los indocumentados- es imposible”.

La medida permitió evitar la deportación por dos años de jóvenes indocumentados traídos como menores de edad por sus padres, los llamados “Dreamers” (Soñadores), y quienes a cambio deberían cumplir una serie de requisitos, entre ellos el no contar con antecedentes penales.

Becerra fue parte del grupo de legisladores de la fracción hispana en el Congreso que se entrevistaron el jueves con Obama en la Casa Blanca para discutir el impacto que las casi dos millones de deportaciones están teniendo en las familias inmigrantes, mayoritariamente hispanas.

Durante el encuentro, Obama les informó haber ordenado a Jonson una revisión de sus prácticas internas con el fin de “humanizar” la política de deportaciones.

Comments

comments