no-cover

Afirma que levantamiento armado de ciudadanos está controlado

Like
69
0
Monday, 18 November 2013
Noticias de Tierra Caliente

ACAPULCO, GRO. Ante el levantamiento armado de ciudadanos en el municipio de Olinalá para impedir el acceso a la delincuencia organizada, el gobernador del estado, Ángel Aguirre Rivero dijo que la situación está bajo control luego de que los inconformes acordaron establecer una mesa de diálogo con las autoridades estatales e invitó a los ciudadanos a que no tomen el camino fuera de la ley.

A su vez, el alcalde de Olinalá, Eusebio González Rodríguez informó vía telefónica que en la localidad existe tranquilidad y durante una reunión con autoridades estatales y ciudadanos inconformes se acordó la devolución del armamento que fue tomado de la Dirección de Seguridad Pública Municipal y la conformación de un Comité de Vigilancia Ciudadana.

Dijo que los habitantes del municipio de manera organizada actuaron para ahuyentar a personas que señalaron como parte de la delincuencia organizada, luego de que el viernes 26 de octubre fue encontrado muerto un taxista que había sido secuestrado; mientras que el sábado 27 de octubre, durante el sepelio, los pobladores se enteraron de que un grupo armado había levantado a un comerciante, lo que provocó la molestia generalizada.

Alrededor de 700 habitantes del municipio de la región de La Montaña, con escopetas, instalaron barricadas en los cinco accesos a la cabecera municipal, para impedir el ingreso de la delincuencia organizada, además de imponer el toque de queda entre las 22:30 y 5 horas.

El alcalde de Olinalá, dijo que los habitantes molestos se trasladaron a la Dirección de Seguridad Pública Municipal y despojaron de cierta parte del armamento a la corporación, sin embargo añadió que desde el momento que se entero de los hechos pidió la intervención del Gobierno del Estado y del Ejército Mexicano a fin de restablecer la seguridad y la integridad de las familias de Olinalá.

Indicó que el día de ayer se reunió con los comisarios y ciudadanos, con quienes acordó integrar un Comité de Vigilancia que privilegie las acciones coordinadas a través del diálogo y los habitantes darán sus propuestas para salvaguardar la seguridad ciudadana.

El munícipe reconoció que algunas de las personas que participan en la vigilancia social de los accesos a Olinalá sí portan armas propias, -rifles de cacería, pistolas de bajo calibre, machetes- “porque ellos también quieren participar en esta tarea de vigilancia”.

Reiteró que lo ocurrido en el municipio de Olinalá es inédito, “fue una situación que nunca antes se había suscitado”, pero con la vía del diálogo nos hemos organizado con la ciudadanía.

El Comité de vigilancia quedó integrado por siete ciudadanos de la cabecera municipal que representan a los diferentes barrios y un Consejo de comisarios, además de la participación del Cabildo Municipal, “seguiremos reuniéndonos con el Comité a efecto de seguir trabajando para tomar acuerdos y darle una ruta a la inconformidad”.

El gobernador del estado, Ángel Aguirre dijo que además de platicar con el alcalde de Olinalá, también habló con el comandante de la 35 zona militar donde le informó que se estaba trasladando el comandante del batallón con sede en Tlapa de Comonfort para mantener una estrecha coordinación con el edil e invitar a los ciudadanos que se encontraban enardecidos a que no tomen ese camino que los coloca fuera de la ley.

Confirmó que durante el sepelio del taxista, se informó que había la intención de que regresará nuevamente algún grupo de la delincuencia por lo que genero malestar, donde mucho de ellos habían tomado algunas copas en el velorio” y eso enardeció mucho a la población.

“Eso fue lo que los condujo a que pusieran algunos retenes como ustedes están bien enterados; sin embargo me ha manifestado que están en contacto con estos ciudadanos tratándolos de persuadir de que no es el camino de que ellos se hagan justicia por sí mismos”.

No video selected.

Comments

comments