Decenas de aficionados de Pumas se quedaron sin ver el partido en el Estadio BUAP pese a que afirmaron que tenían boletos.

La zona entre las Puertas 6 y 7 destinadas a la porra visitante fue ocupada totalmente y por esta razón ya no se permitió el acceso a más seguidores.

Esto provocó que la seguridad tuviera que intervenir para impedir que dieran “portazo”.

Otro de los incidentes entre aficiones fue en la Puerta 4 donde seguidores discutieron y se empujaron y una vez más el personal de seguridad debió intervenir para evitar una gresca mayor.

[MEDIOTIEMPO]

Comments

comments