El ex canciller Jorge Castañeda calificó de “acto poco amistoso” la aprobación en el Senado estadunidense de una moción que duplica el número de agentes en la frontera con México a cambio de respaldar el proyecto de reforma migratoria del presidente Barack Obama.

En entrevista, expuso que el gobierno de México debe hacérselo saber claramente a las autoridades de la Unión Americana, así como fijar una postura clara de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE) respecto a los alcances de esa reforma.

Castañeda Gutman consideró que si a cambio del reforzamiento fronterizo no hay un número de visas mucho más elevado, “esta es una reforma muy negativa para México y para Estados Unidos”.

Originalmente, recordó, estaban previstas 20 mil y que podía subir a 200 mil. “No tiene sentido si estamos hablando de menos de 250 o 300 mil”. Consideró que no es una reforma “cosmética”, sino negativa en caso de contemplar el número de visas insuficientes.

De lo contrario, “lo que no va a haber es que la totalidad de las personas que quieran irse y la totalidad de los empleos que necesiten mano de obra mexicanos, centroamericanos, de Estados Unidos pueda satisfacerse, simplemente no dan las cuentas”, expresó.

ARTÍCULOS RELACIONADOS

http://es-us.noticias.yahoo.com/

Comments

comments