no-cover

3 congresistas demócratas interceden por dreamers

Like
107
0
Friday, 15 November 2013
Noticias USA

Al menos tres congresistas demócratas intercederán ante el presidente Barack Obama por los nueve dreamers que fueron detenidos en Nogales, Arizona, dijo el miércoles el representante por California Mike Honda.

Honda dijo a través de su portavoz que encabeza el esfuerzo con el apoyo de Raúl Grijalva y Ed Pastor, demócratas por Arizona.

“El congresista (Honda) ciertamente está dirigiendo el trabajo para redactar la carta al presidente Obama sobre la situación”, dijo el portavoz Anthony Kusich en un mensaje electrónico.

Kusich no dio más detalles sobre la misiva.

Pastor, sin embargo, había dicho antes que la carta pedirá a Obama que permita el reingreso de los dreamers.

“Entiendo la razón de sus actos de desobediencia civil, y respeto el argumento que desean presentar”, dijo Pastor. “Necesitamos concentrar nuestra atención en reunirlos con sus familias y continuar la lucha por una reforma migratoria integral”, añadió.

Grijalva anunció la víspera que enviaría una carta junto con otros congresistas a Obama para que concedan una visa humanitaria a los dreamers detenidos.

Los dreamers son jóvenes que fueron llevados a Estados Unidos cuando eran niños por sus padres, sin que contaran con la documentación legal para hacerlo.

En una carta con fecha del martes, Margo Cowan, una de las abogadas que representa a los nueve dreamers, volvió a solicitar a Jon Gurule, director de campo de la Policía de Inmigración y Aduanas, que les otorgue una visa humanitaria.

En la copia de la carta que la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes, le entregó a The Associated Press, Cowan explica que la solicitud original para la visa fue negada cuando se presentaron el lunes en un puerto de entrada en Nogales, Sonora.

Mohammad Abdollahi, uno de los organizadores de la Alianza involucrado en el tema, corroboró nuevamente que los abogados sometieron una petición paralela de asilo político para todos los jóvenes y que piden al gobierno que los deje salir en libertad mientras evalúa sus casos.

El miércoles por la noche varias personas con velas y rezos se juntaron en la entrada del Centro de Detenciones de Eloy, en la ciudad del mismo nombre donde se encuentran detenidos los nueve dreamers para llevar a cabo una vigilia pidiendo su liberación.

Los manifestantes en la vigilia se acercaron hasta la cerca de alambre de púas del centro de detención gritando “Tráiganlos a casa”. Su objetivo era lograr que los jóvenes detenidos los escucharan. Los guardias de seguridad les pidieron que se retiraran de la propiedad privada.

“Tienen que dejarlos salir”, dijo Alma Mendoza, una activista pro-inmigrante de la organización Puente que se desplazó desde Phoenix, Arizona, para estar en la vigilia.

Mendoza aplaudió lo que hicieron los nueve jóvenes para llamar la atención sobre la necesidad de la unificación familiar.

“Es tanta la desesperación de la gente que nos arriesgamos a lo que sea para lograr un cambio”, agregó.

Los jóvenes inmigrantes fueron detenidos el lunes por la agencia de Aduanas y Protección Fronteriza cuando intentaban ingresar a Estados Unidos por la garita fronteriza de Nogales, Arizona, según su abogada Kat Sinclair.

La agencia de Aduanas, sin embargo, no ha comentado sobre la detención que tuvo efecto en la garita fronteriza. Tampoco ha dado detalles, alegando que no puede hablar sobre casos específicos.

La Policía de Inmigración y Aduanas, agencia que está a cargo de la deportación de personas y los centros de detención migratorios, tampoco emitió comentarios.

Todos los dreamers intentaban reingresar luego de haber salido por voluntad propia, conscientes de que vivían en Estados Unidos sin autorización legal. Tres de ellos, Lizbeth Mateo, Lulú Martínez y Marco Saavedra, salieron recientemente como activistas y organizaron a los otros para regresar a Estados Unidos.

Los otros son Adriana Paola Gil Díaz, Claudia Amaro, Ceferino Santiago, María Peniche, Luis Gustavo León y Mario Alejandro Félix García, quien se sumó de último momento.

Su pedido de reingreso es un desafío a las leyes de inmigración que también tiene la intención de protestar por la cifra récord de deportaciones registrada durante el gobierno de Obama. Además, es un pedido para que el presidente utilice sus facultades administrativas en busca de la reunificación familiar.

En un primer momento la organización detrás de este desafío, la Alianza Nacional de Jóvenes Inmigrantes, dijo que otros 30 dreamers se habían presentado a la garita de Nogales. Esta información, sin embargo, no se ha podido confirmar de manera independiente.
Artículos Relacionados

http://es-us.noticias.yahoo.com/

Comments

comments